¿Por qué David Whitmer nunca regresó a la iglesia?
Junio 16, 2021
KnoWhy #609
Fotografía de David Whitmer.
Fotografía de David Whitmer.
“Y acontecerá que si pides al Padre en mi nombre... para que seas testigo de las cosas que oirás y verás... Y he aquí, tú eres David [Whitmer], y eres llamado para ayudar; cosa que si haces, y eres fiel, serás bendecido espiritual así como temporalmente, y grande será tu galardón”

Doctrina y Convenios 14:8, 11

El conocimiento

David Whitmer y su familia desempeñaron un papel crucial en la salida a luz del Libro de Mormón y en la restauración de la Iglesia de Jesucristo sobre la tierra. Continuaron teniendo una función y responsabilidades importantes e hicieron sacrificios personales a medida que la iglesia crecía y se expandía en la década de 1830. Sin embargo, cuando una ola de apostasía y disidencia sacudió a la iglesia entre 1837 y 1838, David y cada uno de los tres testigos fueron excomulgados o separados de la iglesia1, y el resto de la familia Whitmer, de la misma manera, se retiró de la hermandad en esa misma época2.

Durante las siguientes décadas, la mayoría de los Whitmer permaneció en el noroeste de Misuri. Se establecieron como ciudadanos importantes y fueron respetados en sus comunidades3. David Whitmer se estableció en Richmond, Misuri, donde llegó a ser un hombre de negocios que fue bien visto por su honestidad4.

Durante la mayor parte de ese período, los Whitmer guardaron sus ideas religiosas para sí mismos y en general no se afiliaron a las ramas de las iglesias que surgieron después de la muerte de José Smith. Sin embargo, hubo dos pequeñas excepciones.

Primero, en 1846 James Strang alegó que la familia Whitmer apoyaba sus afirmaciones de ser el sucesor de José Smith. La evidencia de los documentos de los Whitmer demuestra que aceptaron por poco tiempo las afirmaciones de Strang, pero finalmente se mantuvieron distantes y nunca tomaron ninguna acción importante para apoyarlo a él o a su movimiento5.

En segundo lugar, en 1847 el apartado ex apóstol William E. McLellin persuadió a los Whitmer que David era el verdadero sucesor de José. McLellin creía que Dios lo había llamado para organizar la iglesia con David a la cabeza, y de forma activa reclutó a cada uno de los tres testigos para que se unieran a su causa. Al principio los Whitmer apoyaron a McLellin, pero rechazaron su movimiento aproximadamente un año después. Aún creían que David era el verdadero sucesor, pero no creían que fuera el momento adecuado para que ocupara su lugar como cabeza de una iglesia6.

Después de estas cortas afiliaciones, los Whitmer se apartaron de todos los movimientos que surgieron de la restauración. Oliver Cowdery regresó a la iglesia en 1848 y fue a visitar a los Whitmer, la familia de su esposa, con la esperanza de que David, también pronto se reuniera con los santos7. Sin embargo, durante ese tiempo, el punto de vista religioso de los Whitmer había evolucionado. Progresivamente llegaron a rechazar casi todas las revelaciones dadas después de que el Libro de Mormón fuera traducido8, y con estos cambios llegaron ideas diferentes en la forma en que David y otros miembros de la familia Whitmer recordaban los primeros acontecimientos de la historia de la iglesia9.

Sin embargo, lo único que nunca cambió fueron sus testimonios del Libro de Mormón. David y sus hermanos, siguieron insistiendo en que habían visto las planchas y, en el caso de David, que también había visto a un ángel10. En la década de 1870, después de que Martin Harris se reuniera con la iglesia11, algunos hermanos en el Valle del Lago Salado tenían la esperanza de que David Whitmer también regresara con ellos. En cambio, en ese momento David finalmente decidió establecer su propia iglesia "Whitmerita". Bajo el liderazgo de David, la pequeña rama de la restauración predicaba de la Biblia y el Libro de Mormón, pero descartaba el resto de las revelaciones que había recibido José Smith. A lo mucho, asistían aproximadamente 750 miembros antes de que desapareciera lentamente al cambio del siglo12.

El porqué

A finales de la década de 1870, David Whitmer era el único de los tres testigos que aún vivía. Por esa razón, llegó a ser el testigo más entrevistado y, tanto creyentes como escépticos, lo visitaban para escuchar su historia13. No solo estas entrevistas brindan abundante evidencia de su testimonio permanente en el Libro de Mormón, sino que también describen cómo había cambiado la opinión de David sobre la iglesia de Cristo y la autoridad del sacerdocio.

En ese momento, dos creencias principales llegaron a ser prominentes para David Whitmer: (1) que él mismo era el sucesor ordenado de José Smith y (2) que la mayoría de las revelaciones que José había recibido después de 1830, especialmente aquellas que vinieron después de la excomunión de David, durante la era teológicamente progresista en Nauvoo, eran falsas14. Estas creencias llegaron a ser obstáculos impenetrables para que David Whitmer regresara a la comunión plena con los santos.

También hubo factores sociales que influyeron para que David y el resto de los Whitmer no regresaran a la iglesia. Tanto Oliver Cowdery como Martin Harris pasaron la mayor parte del tiempo que estuvieron separados de la iglesia aislados de cualquier otro creyente del Libro de Mormón. Durante algún tiempo, tal aislamiento pudo haber contribuido a la amargura y al resentimiento, pero finalmente dio paso a la reflexión humilde, a la reminiscencia y al anhelo de reunirse con el pueblo de Dios.

Sin embargo, David estaba rodeado de su familia. Todos los Whitmer compartían los mismos desacuerdos sobre la dirección que la iglesia estaba tomando entre 1837 y 1838 y de manera colectiva se separaron de la iglesia en ese momento. Por un lado, esto significaba que tenían un pequeño, pero fuertemente comprometido, grupo de creyentes del Libro de Mormón, muchos de los cuales eran testigos del Libro de Mormón, que sin ninguna duda ayudó a todos ellos a mantener su fe en ese sagrado volumen de las Escrituras.

Por otro lado, también significó que ellos continuaron reforzando sus quejas percibidas en contra de José Smith y otros líderes de la iglesia, impidiendo que reflexionaran sobre sus acciones con la humildad necesaria para lograr arrepentirse. En cambio, su resentimiento lentamente se apoderó de ellos hasta que perdieron casi toda la fe en la capacidad profética de José, aparte de su traducción de naturaleza divina del Libro de Mormón.

Reconocer este elemento social, puede ayudarnos a comprender mejor por qué David Whitmer nunca regresó, pero más allá de eso, este elemento de la historia de los Whitmer demuestra la importancia del consejo del presidente Russell M. Nelson para aquellos que dudan acerca de la restauración: “Dejen de aumentar sus dudas repitiéndolas con otros incrédulos”15. Los Whitmer continuamente recordaban sus dudas acerca del profeta José Smith hasta que les quedó poca o nada de fe en su misión profética.

Sin embargo, algo que David hacía frecuentemente era reafirmar su conocimiento de la veracidad del Libro de Mormón. Esto resalta el poder de dar testimonio y recordar, reflexionar y rememorar a otros nuestras experiencias espirituales más poderosas. A pesar de la fe erosionada de su familia, la potente experiencia espiritual de David de ver al ángel y las planchas de oro no fue olvidada fácilmente; John, Jacob Whitmer y Hiram Page tampoco pudieron olvidar su experiencia de ver y sopesar las planchas como tres de los ocho testigos. Estos cuatro testigos continuaron recordando y compartiendo esta experiencia importante y fundamental, y como resultado, los Whitmer nunca abandonaron su fe indeleble en el Libro de Mormón.

Otras lecturas

Kenneth W. Godfrey, “David Whitmer and the Shaping of Latter-day Saint History”, en The Disciple as Witness: Essays on Latter-day Saint History and Doctrine in Honor of Richard Lloyd Anderson, ed. Stephen D. Ricks, Donald W. Parry y Andrew H. Hedges (Provo, UT: FARMS, 2000), 223–256.

Richard Lloyd Anderson, “David Whitmer: Unique Missouri Mormon”, en Missouri Folk Heroes of the Nineteenth Century, ed. F. Mark McKiernan y Roger D. Launius (Independence, MO: Independence Press, 1989), 45–59.

Richard Lloyd Anderson, Investigating the Book of Mormon Witnesses (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 1981), 67–92, 123–134.

  • 1. Véase Central del Libro de Mormón, “¿Por qué Martin Harris fue separado de la iglesia? (Doctrina y Convenios 5:32)”, KnoWhy 606 (junio 3, 2021); Central del Libro de Mormón, “¿Por qué Oliver Cowdery fue excomulgado de la iglesia? (Doctrina y Covenios 20:3)”, KnoWhy 603 (mayo 14, 2021).
  • 2. Central del Libro de Mormón, “¿Por qué David Whitmer fue excomulgado de la iglesia? (Doctrina y Covenios 30:1)”, KnoWhy 608 (junio 10, 2021). Para conocer la historia de estos eventos que explica con cierto detalle el punto de vista de los Whitmer, véase Ronald E. Romig, Eighth Witness: The Biography of John Whitmer (Independence, MO: John Whitmer Books, 2014), 326–358.
  • 3. Véase, de manera general, Richard Lloyd Anderson, Investigating the Book of Mormon Witnesses(Salt Lake City, UT: Deseret Book, 1981), 123–134. Véase también Romig, Eighth Witness, 393–402.
  • 4. Anderson, Investigating, 67–77; Richard Lloyd Anderson, “David Whitmer: Unique Missouri Mormon”, en Missouri Folk Heroes of the Nineteenth Century, ed. F. Mark McKiernan y Roger D. Launius (Independence, MO: Independence Press, 1989), 45–59.
  • 5. Véanse las disertaciones en H. Michael Marquardt, “David Whitmer: His Evolving Beliefs and Recollections”, en Scattering of the Saints: Schism within Mormonism, ed. Newell G. Bringhurst y John C. Hamer (Independence, MO: John Whitmer Books, 2007), 51–52; Romig, Eighth Witness, 403–406.
  • 6. Véase Marquardt, “David Whitmer”, 52–62.
  • 7. Central del Libro de Mormón, “¿Por qué Oliver Cowdery regresó a la Iglesia? (Doctrina y Convenios 20:3)”, KnoWhy 605 (junio 1, 2021).
  • 8. Véase Marquardt, “David Whitmer”, 46–77.
  • 9. Véase Kenneth W. Godfrey, “David Whitmer and the Shaping of Latter-day Saint History”, en The Disciple as Witness: Essays on Latter-day Saint History and Doctrine in Honor of Richard Lloyd Anderson, ed. Stephen D. Ricks, Donald W. Parry y Andrew H. Hedges (Provo, UT: FARMS, 2000), 223–256.
  • 10. Véase Anderson, Investigating, 79–92, 123–137. Para conocer sobre el testimonio sostenido de David Whitmer, véase Evidence Central, “Book of Mormon Evidence: David Whitmer”, January 18, 2021. Sobre John Whitmer, véase Central del Libro de Mormón, “¿Por qué John Whitmer continuó testificando del Libro de Mormón? (El Testimonio de Ocho Testigos)”, KnoWhy 602 (abril 30, 2021). Sobre su cuñado Hiram Page, véase Central del Libro de Mormón, “¿Por qué Hiram Page se mantuvo fiel al Libro de Mormón? (El Testimonio de Ocho Testigos)”, KnoWhy 599 (marzo 19, 2021).
  • 11. Central del Libro de Mormón, “¿Por qué Martin Harris regresó a la Iglesia? (Doctrina y Covenios 5:26)”, KnoWhy 607 (junio 8, 2021).
  • 12. Para conocer una breve historia de la iglesia whitmerita, véase Erin B. Jennings, “Whitmer Family Beliefs and Their Church of Christ”, en Scattering of the Saints, 38–45.
  • 13. Véase Lyndon W. Cook, ed., David Whitmer Interviews (Orem, UT: Grandin Books, 1981).
  • 14. Marquardt, “David Whitmer”, 64–77 resalta los puntos de vista de David en la década de 1870 y 1880, citando varias entrevistas y otros escritos de David Whitmer en ese momento.
  • 15. Presidente Russell M. Nelson, “Cristo ha resucitado; la fe en Él moverá montes”, Conferencia General, abril de 2021, en línea en churchofjesuschrist.org.