¿Por qué Pahorán, Paanqui y Pacumeni tenían nombres que sonaban tan similares?
Agosto 20, 2020
KnoWhy #574
Detalle de una escena de juicio en el Libro de los Muertos, Papiro de Hunefer. Imagen a través de Wikimedia Commons
Detalle de una escena de juicio en el Libro de los Muertos, Papiro de Hunefer. Imagen a través de Wikimedia Commons
"Y estos son los nombres de los que se disputaban el asiento judicial, quienes también causaron la contención entre el pueblo: Pahorán, Paanqui y Pacumeni"
Helamán 1:3

El conocimiento

Una regla general cuando se escriben historias de ficción es que los autores deben escoger nombres que sean accesibles para sus lectores. "Los lectores deben poder pronunciarlos, diferenciarlos, recordarlos y tenerlos identificados"1. Para facilitar la legibilidad, los escritores de ficción suelen "ser cuidadosos y evitan tener dos personajes importantes cuyos nombres empiecen con el mismo sonido"2. Por supuesto, en la vida real no siempre se puede evitar que se junten personas con nombres similares (o incluso idénticos), y los patrones de denominación histórica difieren de los encontrados en la ficción3. Por lo tanto, no es de sorprender que el Libro de Mormón, como registro histórico antiguo, frecuentemente rompa esta regla fundamental de las prácticas modernas de denominación ficticia4.

Por ejemplo, al principio del libro de Helamán, los lectores encuentran un grupo confuso de tres nombres que suenan similares: dos hombres (padre e hijo) llamados Pahorán, así como los dos hermanos de Pahorán, Paanqui y Pacumeni (Helamán 1:2-3). Aunque esta constelación de nombres sería una elección poco probable para un buen escritor de ficción, Hugh Nibley señaló que suena real para un registro escrito en "egipcio reformado" (Mormon 9:32–34). "Una sorprendente coincidencia", señaló Nibley, "es el predominio entre los nombres de jueces egipcios y nefitas del prefijo Pa-. En egipcio tardío esto es extremadamente común"5. Cada uno de los nombres, y no solo el prefijo inicial pa- (egipcio pꜢ- = "el"/"la"), tiene un asombroso parecido con los nombres egipcios.

Pahorán (o Parhoron/Pahoron)6.

El correo administrativo egipcio/cananeo, escrito durante el siglo XIV a. C. frecuentemente menciona a un funcionario llamado Paḫura (también escrito como Piḫura, Piḫuru y Pu ḫuru), la representación cuneiforme del nombre egipcio pꜢ-ḫr-ꜣn (Pa-ḫer-an, según Nibley) o pꜢ-ḫꜣry7. El nombre significa "el sirio" o "el hurrita"8. Por lo tanto, sabemos que Paḫura fue “un gobernador (rabú) egipcio de Siria”9.

Paanqui

Nibley y otros investigadores han relacionado a Paanqui con el nombre egipcio pꜢ-ꜥnḫ (se deletrea Paiankh, Piankhi y Paankh, según Nibley, o comúnmente Piankh o Pianq hoy en día)10. Era el nombre de un sumo sacerdote del dios Amón, que también era un general en la Dinastía XXI (ca. 1069–945 a.C.)11, y quizás también el nombre de un importante faraón egipcio de la Dinastía XXV (ca. 747–656 a. C.)12. El nombre se ocupa generalmente para designar a "el viviente", y puede ser un título de deidad, como "el Dios vivo" (cf. Moisés 5:29)13. Dado que la palabra ankh (ꜥnḫ) significa principalmente "vida" o "vivir", su jeroglífico se convirtió en un símbolo muy común para la vida eterna. Además, ankh también puede significar "juramento" o "jurar". Por tanto, el lingüista Matthew L. Bowen ha propuesto alternativamente el significado "Él [el dios] es mi (vida) juramento" para pꜢ-ꜥnḫ-ỉ14.

Pacumeni

Nibley y otros han comparado a Pacumeni con el Pakamen egipcio (pꜢ-kmn), que significa "el ciego"15. Nibley también sugirió Pameneches (pꜢ-mnkh), que a veces se escribe como Pacomios en griego16Kumen o cumen es también un elemento común en otros nombres del Libro de Mormón17, incluyendo la ciudad de Cumeni mencionada durante la gran guerra en el Libro de Alma (Alma 56:14; 57:7-34). Al añadir el egipcio pꜢ- a este nombre para formar Pacumeni podría significar "el cumenita", quizás sugiriendo lazos con esa ciudad18. En hebreo, kmn significa "esconderse; ocultarse", y por lo tanto otra posibilidad es "el que está escondido"19.

El porqué

El conocer estos antecedentes refuerza la credibilidad del Libro de Mormón. La naturaleza egipcia de estos nombres es tan convincente que incluso el eminente investigador del siglo XX no miembro de la Iglesia, William F. Albright quedó impresionado. En una carta, Albright expresó su sorpresa "de que haya dos nombres egipcios, Paanch[i] y Pahor(an) [en inglés] que aparecen juntos en el Libro de Mormón en estrecha relación con una referencia al idioma original 'egipcio reformado'"20.

Además, estos tres nombres egipcios son especialmente adecuados para el escenario narrativo de Helamán 1:1-10. El carácter oficial de estos nombres añade un contexto adecuado a la historia del fallecimiento de los hijos de Pahorán, que había sido el juez superior de los nefitas. Como Nibley observó: "Tal rivalidad familiar por el cargo de sumo sacerdote es una característica del sistema egipcio, en el que el cargo parece haber sido hereditario no por ley sino por costumbre"21.

Nibley hizo hincapié en un egipcio llamado Paanqui (Piankh), cuyo padre (llamado Kherihor o Ḥerihor [egipcio: ḥry-ḥr], cf. Korihor) estuvo involucrado "en un complot sacerdotal [que] lo estableció como rival del propio Faraón, mientras que de hecho su hijo Paanqui reclamaba el trono"22. Por consiguiente, el nombre Pianj aparece en los textos egipcios en estrecha asociación con un intento de usurpar el trono, al igual que Paanqui en el Libro de Mormón rechaza la voz del pueblo y trata de usurpar el asiento judicial (Helamán 1:5-8).

Más recientemente, Matthew L. Bowen, experto en lenguas semíticas y egipcias, ha recalcado el hecho de que la rebelión de Paanqui da inicio a una serie de acontecimientos que culminan con la realización de pactos y juramentos secretos por parte de sus seguidores, "jurando por su eterno Hacedor" (Helamán 1:11). De esta manera, esta historia que involucra a Paanqui (pꜢ-ꜥnḫ-ỉ) parece invocar o aludir a los sutiles significados de ankh (no solo vida / vivir, sino también juramento, jurar) y su asociación con los pactos y juramentos sobre la vida de una deidad23.

Aunque la historia de una rivalidad por el puesto del asiento judicial entre tres hermanos de una familia de la élite gobernante con nombres que suenan parecidos (Pahorán, Paanqui y Pacumeni) puede no ser una buena historia de ficción, Mormón aparentemente percibió el valor de estos nombres en varios niveles, y por eso los incluyó a propósito en su registro. Estos nombres y la historia de Helamán 1 son presumiblemente más parecidos a la realidad y consistentes con los antiguos orígenes egipcios del Libro de Mormón de lo que cualquier escritor de ficción en 1829 podría haber esperado.

Otras lecturas

Book of Mormon Onomasticon, s.v. PAHORAN, s.v. PAANCHI, s.v. PACUMENI.

Sharon Black y Brad Wilcox, “188 Unexplainable Names: Book of Mormon Names No Fiction Writer Would Choose”, Religious Educator 12, no. 2 (2011): 118–133.

Matthew L. Bowen, “‘Swearing by Their Everlasting Maker’: Some Notes on Paanchi and Giddianhi”, Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 28 (2018): 159–164.

Hugh Nibley, Lehi in the Desert/The World of the Jaredites/There Were Jaredites (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1988), 22–24.

Hugh Nibley, Approaching the Book of Mormon (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1988), 282–284.

  • 1. Sharon Black y Brad Wilcox, “188 Unexplainable Names: Book of Mormon Names No Fiction Writer Would Choose”, Religious Educator 12, no. 2 (2011): 122.
  • 2. Black y Wilcox, “188 Unexplainable Names”, 122. Véase también Sharon Black y Brad Wilcox, “Sense and Serendipity: Some Ways Fiction Writers Choose Character Names”, Names: A Journal of Onomastics 59, no. 3 (2011): 152–163.
  • 3. Brad Wilcox, Bruce L. Bowen, Wendy Baker-Smemoe, Sharon Black y Justin Bray, “Identifying Authors by Phonoprints in Their Characters’ Names: An Exploratory Study”, Names: A Journal of Onomastics 61, no. 2 (2013): 101–121. Este método se aplica al Libro de Mormón en Brad Wilcox, Bruce L. Bowen, Wendy Baker-Smemoe, Sharon Black y Justin Bray, “Comparing Book of Mormon Names with Those Found in J.R.R. Tolkien’s Works: An Exploratory Study”, Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 30 (2018): 105–124; Brad Wilcox, Bruce L. Bowen, Wendy Baker-Smemoe, Sharon Black y Justin Bray, “Comparing Phonemic Patterns in Book of Mormon Personal Names with Fictional and Authentic Sources: An Exploratory Study”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 33 (2019): 105–122.
  • 4. Véase Black y Wilcox, “188 Unexplainable Names”, 122–123.
  • 5. Hugh Nibley, Lehi in the Desert/The World of the Jaredites/There Were Jaredites (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1988), 23. Véase también Hugh Nibley, Approaching the Book of Mormon (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1988), 282.
  • 6. En la parte existente del manuscrito original [en inglés], el nombre Pahoran se escribe con una o como vocal final, y a veces con una r antes de la h (es decir, Pahoron o Parhoron). Para conocer un análisis de estas variantes ortográficas, véase Royal Skousen, Analysis of Textual Variants of the Book of Mormon, 6 vols., 2a. ed. (Provo, UT: FARMS y BYU Studies, 2017), 4:2737–2739.
  • 7. Véase Nibley, Lehi in the Desert, 22, 27–28; Nibley, Approaching, 284; Book of Mormon Onomasticon, s.v. PAHORAN. Véase EA 57, 117, 122, 123, 132, 189, 190, 207 y 208 en William L. Moran, editor y traductor, The Amarna Letters (Baltimore, MD: Johns Hopkins University Press, 1992); Anson F. Rainey, traductor, The El-Amarna Correspondence: A New Edition of the Cuneiform Letters from the Site of El-Amarna based on Collations of all Extant Tablets, ed. William Schniedewind y Zipora Cochavi-Rainey (Boston, MA: Brill, 2015). Para ver la lista completa de variaciones ortográficas, consulte Moran, pág. 383. Nótese que en algunos casos (por ejemplo, EA 117, 132), Rainey tiene Pawura en lugar de Pa ḫura.
  • 8. Véase Moran, Amarna Letters, 383; cf. Leonard Lesko, A Dictionary of Late Egyptian, 2a. ed. (Providence, RI: B.C. Scribe Publications, 2002), 1:349; Book of Mormon Onomasticon, s.v. PAHORAN, s.v. PACUMENI. Véase también Robert F. Smith, “Egyptianisms in the Book of Mormon” (s.l., en posesión del personal de BMC), 38.
  • 9. Nibley, Lehi in the Desert, 22.
  • 10. Nibley, Lehi in the Desert, 22–23, 27; Nibley, Approaching, 283–284. T. Eric Peet, Egypt and the Old Testament (Liverpool y London: University Press of Liverpool y Hodder & Stoughton, 1922), 169 lo deletrea como Piankhi. Véase también Book of Mormon Onomasticon, s.v. PAANCHI; Matthew L. Bowen, “‘Swearing by Their Everlasting Maker’: Some Notes on Paanchi and Giddianhi”, Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 28 (2018): 159; Robert F. Smith “Some ‘Neologisms’ from the Mormon Canon”, 1973 Conference on the Language of the Mormons, May 31, 1973 (Provo: BYU Language Research Center, 1973), 65; Smith, “Egyptianisms”, 39.
  • 11. Karl Jansen-Winkeln, “Das Ende des Neuen Reiches”, Zeitschrift für Ägyptische Sprache 119 (1992): 22–26; John Taylor, “The Third Intermediate Period (1069–644 BC)”, en The Oxford History of Ancient Egypt, ed. Ian Shaw (New York, NY: Oxford University Press, 2000), 331, 333.
  • 12. El nombre de este rey usualmente se traduce como Pianjy en traducciones más modernas (véase, por ejemplo, Robert K. Ritner, The Libyan Anarchy: Inscriptions from Egypt's Third Intermediate Period [Atlanta, GA: Society of Biblical Literature, 2009], 1, 7, 492. La "j" de Pianjy se pronuncia como la "j" española.), pero Pianjy también es una interpretación posible y se usaba comúnmente en traducciones más antiguas. Véase Ronald J. Leprohon, The Great Name: Ancient Egyptian Royal Titulary (Atlanta, GA: Society of Biblical Literature, 2013), 160–162; Karola Zibelius-Chen, “Zur Problematik der Lesung des Königsnamens Pi(anch)i”, Der Antike Sudan 17 (2006): 127–133.
  • 13. Bowen, “Swearing”, 159.
  • 14. Bowen, “Swearing”, 160. Nibley, Approaching, 284 da el significado de "Él [el dios] es mi vida".
  • 15. Nibley, Lehi in the Desert, 28; Nibley, Approaching, 284, 286 (Pakumeni); Book of Mormon Onomasticon, s.v. PACUMENI.
  • 16. Nibley, Lehi in the Desert, 23; Book of Mormon Onomasticon, s.v. PACUMENI.
  • 17. Véase, por ejemplo, Kumen (3 Nefi 19:4), Kishkumen (Helamán 1:9–12), Kumenoni (3 Nefi 19:4) y Cumeníah (Mormón 6:14). Debido a que los nombres  kumen/cumen aparecen bastante después en el onomástico del Libro de Mormón, mucho después de que los nefitas se hubieran fusionado con los mulekitas, quienes a su vez tuvieron contacto con los jareditas, algunos han sospechado que puede ser un elemento de los nombres de los jareditas. Sin embargo, en el libro de Éter no aparecen nombres con kumen/cumen, por lo que su conexión con el onomástico jaredita es incierta.
  • 18. Smith, “Egyptianisms”, 38. Smith también menciona una ciudad hitita conocida como Kumani.
  • 19. Véase Book of Mormon Onomasticon, s.v. CUMENI.
  • 20. William F. Albright to Grant S. Heward, July 25, 1966, corchetes añadidos, paréntesis en el original. La transcripción completa de esta carta está en posesión del personal de BMC. También citado en John A. Tvedtnes, John Gee y Matthew Roper, “Book of Mormon Names Attested in Ancient Hebrew Inscriptions", Journal of Book of Mormon Studies 9, no. 1 (2000): 45.
  • 21. Nibley, Lehi in the Desert, 22.
  • 22. Nibley, Approaching, 284. Véase también Nibley, Lehi in the Desert, 23.
  • 23. Bowen, “Swearing”, 159–164.