¿Qué influyó en Sidney Rigdon para que se convirtiera al Libro de Mormón?
Abril 19, 2021
KnoWhy #601
Retrato de Sidney Rigdon con el manuscrito de DyC 76 tomado de The Joseph Smith Papers.
Retrato de Sidney Rigdon con el manuscrito de DyC 76 tomado de The Joseph Smith Papers.
“He aquí, de cierto, de cierto le digo a mi siervo Sidney: He puesto mis ojos en ti y en tus obras. He oído tus oraciones y te he preparado para una obra mayor”
Doctrina y Convenios 35:3

El conocimiento

Durante la década de 1821 a 1830, Sidney Rigdon había estado fungiendo como un respetado ministro y predicador notable de la fe bautista en Pensilvania y Ohio, cuando cuatro misioneros: Oliver Cowdery, Peter Whitmer, hijo, Parley P. Pratt y Zeba Peterson, llegaron a Mentor, Ohio en octubre de 1830 con el Libro de Mormón1. Rigdon fue el ministro y mentor anterior de Pratt, y había estado "buscando la iglesia pura del Nuevo Testamento"2. Pratt, después de descubrir y convertirse al Libro de Mormón, esperaba que Rigdon también lo reconociera como la palabra de Dios. Por lo tanto, la casa de Rigdon fue la primera en esa área que los misioneros visitaron3.

Al principio, Rigdon "tenía muchos prejuicios" en contra del Libro de Mormón4. No obstante, estuvo de acuerdo en leerlo y "ve[r] qué efecto [tendría] en [su] fe"5. Él les aseguró que "lo investigaría a fondo"6. Mientras tanto, estuvo dispuesto a permitir que Oliver Cowdery y Parley Pratt predicaran a su congregación y alentaran a la audiencia a "investigar cuidadosamente el asunto; y no volverse contra él, sin estar plenamente convencidos" de que era falso7.

El propio Rigdon puso el ejemplo. Cuando comenzó a leerlo, se mostró escéptico. Su hija dijo que al principio "él no creía ni una sola palabra" y otros mencionaron que "en parte lo condenaba"8. Pero no desechó el asunto después de solo una vista superficial del libro. Como su hijo recordó más tarde, Rigdon "se dedicó tanto [al libro] que con dificultad podía dejarlo suficiente tiempo como para comer. Siguió leyéndolo noche y día"9.

Cuando los misioneros regresaron para darle seguimiento, Rigdon preguntó sobre la educación de José. Al enterarse de que "apenas tenía una educación escolar común", Rigdon se convenció de que José no había escrito el Libro de Mormón10. "[E]xpresó el máximo asombro de que un hombre como él escribiera un libro que parecía arrojar un torrente de luz sobre todas las antiguas Escrituras, descubrir sus misterios más profundos, darles una congruencia perfecta y un sistema completo". Por lo tanto, consideró: "Si Dios alguna vez dio una revelación, ciertamente esta debe ser divina"11.

Inspirado y espiritualmente motivado, Rigdon, por sobre todo, buscó una confirmación divina de la veracidad del libro. Oliver había compartido su testimonio sobre el ángel y las planchas, pero Rigdon quería su propio testimonio12. Finalmente, recibió una visión, donde se le mostraba la corrupción de varias enseñanzas religiosas de la época, incluyendo su propia versión de la predicación bautista. Luego, en una visión, como lo informa Ezra Booth, Rigdon vio el Libro de Mormón y "era puro como un ángel; esto era un testimonio de Dios de que el Libro de Mormón era una revelación divina"13.

Consciente de cómo el conducirse ante esta revelación impactaría a su familia, Rigdon platicó con su esposa Phebe, señalando que eso significaría renunciar a su carrera profesional como predicador, llevándolos "a la pobreza". Ella respondió con fe absoluta, diciendo: "[H]e considerado el precio y estoy totalmente convencida de seguirte. Sí, es mi deseo hacer la voluntad de Dios, aunque venga la vida o la muerte"14.

Unas semanas más tarde, Rigdon deseó conocer al profeta José Smith y en diciembre de 1830, viajó con Edward Partridge a Nueva York para ese propósito. Luego, José recibió una revelación, donde el Señor le decía a Rigdon que "una obra mayor" había sido preparada para él (DyC 35:3). En los siguientes meses y años, de 1831 a 1844, fielmente ayudó a José en varias funciones, como se le indicó por revelación. Fue alguien que recibió (junto a José) el llamado para que los santos se congregaran en Ohio (DyC 37) y fue quien también recibió una gran visión del más allá, registrada en Doctrina y Convenios 76. Llegó a ser el consejero de José en la primera presidencia, pronunciando uno de los sermones principales de los servicios dedicatorios del templo de Kirtland y "tuvo parte activa en la fundación de Nauvoo" cuando su salud se lo permitió15.

El porqué

El fundamento de la conversión de Rigdon, de principio a fin, fue su experiencia espiritual que confirmaba lo que había aprendido acerca del contenido milagroso y la salida a la luz del libro. Una vez que se convirtió a causa de una visión del mensaje angelical puro del Libro de Mormón, Sidney Rigdon llegó a ser un personaje importante e influyente en la historia temprana de la Iglesia Restaurada de Jesucristo.

De hecho, fue tan importante que los críticos que buscaban restar importancia al Libro de Mormón decían que Rigdon fue fundamental para escribirlo. Sin embargo, pronto se descubriría que esas teorías eran contrarias a las pruebas documentales e inconsistentes con los acontecimientos históricos. Como muchos testigos conocedores afirmaron, Rigdon vio por primera vez el Libro de Mormón en noviembre de 1830, mucho después de que había sido publicado, y conoció a José Smith en persona en diciembre de 1830, demasiado tarde para haber colaborado en la composición del Libro de Mormón16.

Cuando Rigdon se enteró de las acusaciones de que él escribió el Libro de Mormón, inmediatamente buscó aclarar las cosas. En una ocasión, frente a una gran congregación de personas, él declaró:

Testifico en presencia de esta congregación y ante Dios y todos sus santos ángeles allá arriba (señalando hacia el cielo), ante quienes yo espero rendir cuentas el día del juicio, que nunca vi una oración del Libro de Mormón, yo nunca escribí una oración del Libro de Mormón, yo nunca supe que existiera un libro como el Libro de Mormón hasta que me fue presentado por Parley P. Pratt, en la forma que ahora está17.

Aunque continuó sirviendo en la primera presidencia, Rigdon estaba físicamente enfermo y se alejó un poco de José Smith18. Cuando el principal grupo de los santos fueron motivados a seguir a Brigham Young, Rigdon regresó a Pittsburgh y estableció su propia iglesia que creía en el Libro de Mormón. Más tarde en su vida, incluso cuando algunos críticos intentaron hacer que admitiera que él era el verdadero autor del Libro de Mormón, Rigdon insistió en dar testimonio de su autenticidad divina. Creía que sus primeros años de conocer la palabra de Dios profundamente como ministro bautista, lo habían preparado especialmente para reconocer el Libro de Mormón como la palabra de Dios19.

Wickliffe Rigdon, hijo de Sidney, recordó que al final de su vida "lo encontr[ó] tan firme como siempre en declarar que él mismo no tuvo nada que ver en la redacción del libro [de Mormón] y que José Smith lo recibió de un ángel"20. Wickliffe dijo que su padre mantuvo su opinión hasta su muerte. Cada uno de los otros hijos de Ridgon insistió igualmente en que esto era verdad21.

Por lo tanto, independientemente de las imperfecciones que Sidney Rigdon tenía, fue un defensor y promotor de la veracidad divina del Libro de Mormón desde el momento en que se convirtió hasta su último aliento. Por eso, merece la gratitud de quienes hoy creen en el Libro de Mormón, así como por sus muchas otras importantes y dedicadas contribuciones en la edificación del reino de Dios durante los primeros años de la restauración.

Otras lecturas

Matthew Roper y Paul J. Fields, “The Historical Case against Sidney Rigdon’s Authorship of the Book of Mormon”, Mormon Studies Review 23, no. 1 (2011): 111–123.

Robert John Woodford, “Rigdon, Sidney”, en Doctrine and Covenants Reference Companion, ed. Dennis L. Largey y Larry E. Dahl (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2012), 552–555.

Richard Lloyd Anderson, “The Impact of the First Preaching in Ohio”, en Oliver Cowdery: Scribe, Elder, Witness, ed. John W. Welch y Larry E. Morris (Provo, UT: Neal A. Maxwell Institute for Religious Scholarship, 2006), 195–220; publicado originalmente en BYU Studies 11, no. 4 (1971): 474–496.

  • 1. Véase Robert John Woodford, “Rigdon, Sidney”, en Doctrine and Covenants Reference Companion, ed. Dennis L. Largey y Larry E. Dahl (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2012), 552.
  • 2. Bruce A. Van Orden, “Rigdon, Sidney”, en Encyclopedia of Mormonism, 4 vols., ed. Daniel H. Ludlow (New York, NY: Macmillan, 1992), 3:1233.
  • 3. Véase “History of Joseph Smith”, Times and Seasons 4, no. 19 (August 15, 1843), 289.
  • 4. “History of Joseph Smith”, 289.
  • 5. “History of Joseph Smith”, 289.
  • 6. “History of Joseph Smith”, 290.
  • 7. “History of Joseph Smith”, 290.
  • 8. Como se cita en Richard S. Van Wagoner, Sidney Rigdon: A Portrait of Religious Excess (Salt Lake City, UT: Signature Books, 1994), 59.
  • 9. John Wickliffe Rigdon, “The Life and Testimony of Sidney Rigdon”, en Karl Keller, ed., “‘I Never Knew a Time When I did Not Know Joseph Smith’: A Son’s Record of the Life and Testimony of Sidney Rigdon”, Dialogue: A Journal of Mormon Thought 1, no. 4 (1966): 24.
  • 10. Rigdon, “Life and Testimony of Sidney Rigdon”, 24.
  • 11. A. W. Cowles, “The Mormons”, Moore’s Rural New Yorker, January 23, 1869, como se cita en Richard Lloyd Anderson, “The Impact of the First Preaching in Ohio”, en Oliver Cowdery: Scribe, Elder, Witness, ed. John W. Welch y Larry E. Morris (Provo, UT: Neal A. Maxwell Institute for Religious Scholarship, 2006), 200; publicado originalmente en BYU Studies 11, no. 4 (1971): 474–496.
  • 12. Véase Anderson, “Impact of the First Preaching in Ohio”, 201; Van Wagoner, Sidney Rigdon, 60.
  • 13. Ezra Booth, Letter IX, en E. D. Howe, Mormonism Unvailed (1834), 217. Véase Van Wagoner, Sidney Rigdon, 60–61.
  • 14. Como se cita en Van Wagoner, Sidney Rigdon, 62.
  • 15. Van Orden, “Rigdon, Sidney” 1235.
  • 16. Véase Matthew Roper y Paul J. Fields, “The Historical Case against Sidney Rigdon’s Authorship of the Book of Mormon”, Mormon Studies Review 23, no. 1 (2011): 111–123. La autoría de Rigdon se relaciona a menudo con la llamada "teoría Spaulding", que plantea la hipótesis de que un manuscrito escrito por Solomon Spaulding se utilizó como base para escribir el Libro de Mormón, con adiciones/ediciones de Rigdon u otros autores. Sobre esta teoría, véase Matthew Roper, “The Mythical ‘Manuscript Found’”, FARMS Review 17, no. 2 (2005): 7–140; Matthew Roper, “Myth, Memory, and ‘Manuscript Found’”, FARMS Review 21, no. 2 (2009): 179–223. Véase también Kent P. Jackson, ed., Manuscript Found: The Complete Original “Spaulding Manuscript” (Provo, UT: BYU Religious Studies Center, 1996).
  • 17. Como se cita en Van Wagoner, Sidney Rigdon, 133.
  • 18. Woodford, “Rigdon, Sidney”, 554.
  • 19. Van Wagoner, Sidney Rigdon, 61.
  • 20. Como se cita en Van Wagoner, Sidney Rigdon, 133.
  • 21. Véase Van Wagoner, Sidney Rigdon, 133–134.