Martirio
Nauvoo Expositor Destruction (Destrucción del Nauvoo Expositor) por Anthony Sweat.
KnoWhy #626
“Fueron inocentes de todo crimen, como tantas veces se había comprobado previamente, y fueron encarcelados solo por conspiraciones de traidores y hombres inicuos”
Doctrina y Convenios 135:7
Retrato de Emma Hale Smith. Óleo sobre lienzo, David Rogers, 1842. Imagen a través de Joseph Smith Papers.
KnoWhy #625
"Y el oficio de tu llamamiento consistirá en ser un consuelo para mi siervo José Smith, hijo, tu marido, en sus tribulaciones, con palabras consoladoras, con el espíritu de mansedumbre. Y lo acompañarás cuando salga".
Doctrina y Convenios 25:5-6
"Carthage Jail" (Cárcel de Carthage) por Al Rounds. Pintura del profeta José Smith por Alvin Gittins.
KnoWhy #624
“Para sellar el testimonio de este libro [Doctrina y Convenios] y el Libro de Mormón, anunciamos el martirio de José Smith el Profeta y de Hyrum Smith el Patriarca. Ambos fueron agredidos a tiros en la cárcel de Carthage, el 27 de junio de 1844, cerca de las cinco de la tarde, por un populacho de entre ciento cincuenta y doscientas personas armadas, con la cara pintada de negro. Hyrum recibió los primeros disparos y con calma cayó, exclamando: ¡Soy hombre muerto! José saltó por la ventana y, al intentarlo, fue muerto a balazos mientras exclamaba: ¡Oh Señor, Dios mío! Muertos ya, dispararon sobre ellos de brutal manera y ambos recibieron cuatro balas. Fueron inocentes de todo crimen, como tantas veces se había comprobado previamente, y fueron encarcelados solo por conspiraciones de traidores [internos] y hombres inicuos [externos].”
Doctrina y Convenios 135:1, 7
Esteban ora mientras es apedreado, vía lds.org
KnoWhy #351
"[E]l Señor los recibe para sí mismo en gloria; y él permite que el pueblo les haga esto… para que los juicios que en su ira envíe sobre ellos sean justos".
Alma 14:11
KnoWhy #1
"Y porque has visto tu debilidad, serás fortalecido, aun hasta sentarte en el lugar que he preparado en las mansiones de mi Padre... Y entonces sabréis que he visto a Jesús, y que él ha hablado conmigo cara a cara."
Éter 12:37, 39