Martin Harris
Translating with Martin (Traduciendo con Martin Harris) por Anthony Sweat
KnoWhy #331
"[A]sí pues, con la ayuda de estos, trabajando con todas las fuerzas de su cuerpo y las facultades de su alma entera, y lo mismo los profetas, el rey Benjamín nuevamente estableció la paz en el país. Y entonces no hubo más contiendas en toda la tierra de Zarahemla, entre todo el pueblo que pertenecía al rey Benjamín, de modo que el rey Benjamín gozó de una paz continua todo el resto de sus días".
Palabras de Mormón 1:18, Mosíah 1:1
Concurso Martin Harris, vía lds.org
KnoWhy #291
"Mas he aquí, acontecerá que el Señor Dios dirá a aquel a quien entregará el libro: Toma estas palabras que no están selladas y entrégalas a otro, para que las muestre al instruido, diciendo: Te ruego que leas esto. Y el instruido dirá: Trae aquí el libro, y yo las leeré".
2 Nefi 27:15
Configuración de traducción en el hogar restaurado de José y Emma Smith a través del sitio web de Historia de la Iglesia
KnoWhy #273
"Porque he aquí, yo soy Dios; y soy un Dios de milagros; y manifestaré al mundo que soy el mismo ayer, hoy y para siempre"
2 Nefi 27:23
Los Tres Testigos del Libro de Mormón. Compilación con retoque y coloración por Bryce M Haymond
KnoWhy #267
"Y en boca de tres testigos se establecerán estas cosas"
Éter 5:4
Lehi, Nefi y Jacob utilizando las planchas. Imagen vía Book of Mormon Central
KnoWhy #65
"Estas planchas se llaman las planchas de Jacob, y fueron hechas por la mano de Nefi".
Jacob 3:14
 Ocho Testigos observan las Planchas del Libro de Mormón, por Dale Kilbourn
KnoWhy #54
"Quedará oculto dicho libro de los ojos del mundo para que no lo vea ojo alguno, salvo tres testigos que lo verán por el poder de Dios ... Y nadie más lo verá, sino unos pocos, conforme a la voluntad de Dios"
2 Nefi 27:12–13
 José Smith recibió las planchas de oro, como profetizó Nefi. Imagen a través de lds.org
KnoWhy #52
“Porque aquellos que serán destruidos les hablarán desde la tierra, y sus palabras susurrarán desde el polvo, y su voz será como uno que evoca a los espíritus”
2 Nefi 26:16; cf. Isaías 29:4