/ KnoWhys

KnoWhy #643

¿Cómo nos enseña la traducción de José Smith acerca de Melquisedec?

agosto 29, 2022
KnoWhy #643
Abel y Melquisedec llevando sus ofrendas al altar
Abel and Melchizedek bringing their offerings to the altar (Abel y Melquisedec llevando sus ofrendas al altar). Mosaico en la Basílica de San Vitale, Rávena. Imagen vía templestudy.com
“Y este Melquisedec, habiendo establecido así la rectitud, fue llamado por su pueblo el rey de los cielos, o, en otras palabras, el Rey de paz”.
Salmo 22:16

 

El conocimiento

Un personaje bíblico a menudo incomprendido, pero evidentemente importante, es Melquisedec, el rey de Salem. Debido a la brevedad de sus apariciones (solo en Génesis 14, Salmo 110:4 y Hebreos 7), muchos han tenido que especular sobre quién pudo ser Melquisedec y qué funciones desempeñó en el mundo antiguo. Y, de hecho, para la mayoría de los lectores está claro que Melquisedec era importante ya que “era sacerdote del Dios Altísimo” (Génesis 14:18), y algunos hombres del antiguo Israel podían ser ordenados “sacerdote[s] para siempre según el orden de Melquisedec” (Salmo 110:4).

Gracias al Libro de Mormón y también a la Traducción de la Biblia de José Smith, los Santos de los Últimos Días son bendecidos con mucha información sobre este santo sacerdote y rey. Ya que el tema de Melquisedec en el Libro de Mormón ha sido discutido en un KnoWhy anterior1, este artículo se centra en las contribuciones de la Traducción de José Smith a nuestra comprensión de Melquisedec. Considere los siguientes cinco puntos:

Primero, la función sublime de Melquisedec como sumo sacerdote se destaca en la Traducción de José Smith (TJS) y en el Libro de Mormón. Varios puntos de las extensas adiciones a Génesis 14 se centran inusualmente en el sacerdocio de Melquisedec más que en él como persona. Del mismo modo, como John W. Welch ha señalado, Alma 13 contiene un poderoso discurso de Alma que se basa en ese énfasis en el santo sacerdocio: “No son los detalles históricos sobre el propio Melquisedec los que son importantes para Alma, sino más bien las ordenanzas simbólicas del sacerdocio asociadas con él”2. De hecho, la exposición de Alma asume un conocimiento de varios detalles sutiles que solo se encuentran en el texto de la TJS de Génesis 143.

En segundo lugar, cuando se presenta a Melquisedec en Génesis 14, se le ve en su función de sacerdote, señalando hacia adelante a Jesucristo4. Mientras que la versión King James registra que Melquisedec “sacó pan y vino” (Génesis 14:18), la TJS afirma explícitamente que realizó una ordenanza sacramental que prefigura: “Y él [Melquisedec] partió el pan y lo bendijo, y bendijo el vino, siendo él el sacerdote del Dios Altísimo” (TJS Génesis 14:8)5. Otras fuentes antiguas, citadas por Hugh Nibley, también ven el pan y el vino como “una semejanza del sacrificio del Señor”6. De acuerdo con Kent P. Jackson, el texto de la TJS “da todos los indicios de que era un evento cristiano que celebraba por adelantado el cuerpo y la sangre expiatorios de Jesucristo”7.

Tercero, las adiciones a Génesis 14 en la Traducción de José Smith que no tienen contraparte en la Versión King James describen los milagros que se pueden realizar a través de este sacerdocio:

Porque Dios, habiendo jurado a Enoc y a su descendencia con un juramento por sí mismo que todo aquel que fuera ordenado según este orden y llamado, debe tener poder por la fe para romper montañas, dividir los mares, secar las aguas, desviarlas de su curso, desafiar a los ejércitos de las naciones, dividir la tierra, romper toda banda, estar en la presencia de Dios, hacer todas las cosas según su voluntad de acuerdo con su mandato, someter a los principados y potestades, y esto por la voluntad del Hijo de Dios (TJS Génesis 14:11)8.

Estos milagros solo se produjeron mediante la rectitud y la fe en el Mesías prometido, Jesucristo. Melquisedec ofrece a los lectores de hoy un poderoso ejemplo de este tipo de fe y rectitud.

En cuarto lugar, otro cambio significativo realizado por la TJS aparece en Hebreos 7. Mientras que la versión King James implica que Melquisedec es “sin padre, sin madre, sin genealogía” (Hebreos 7:3), en la TJS esta expresión se refiere claramente al sacerdocio ejercido por Melquisedec, no al propio Melquisedec: “Porque este Melquisedec fue ordenado sacerdote según el orden del Hijo de Dios, orden que era sin padre, sin madre, sin genealogía, que no tiene principio de días, ni fin de vida” (TJS Hebreos 7:3, énfasis añadido)9. Como explicó Robert Matthews:

Podría pensarse que es extraño que se hable del sacerdocio sin padre ni madre, ya que el sacerdocio no es algo orgánico, biológico; pero se está haciendo el contraste con el Sacerdocio Aarónico, que descendía por linaje. Por lo tanto, el punto es que el sacerdocio de Melquisedec no se limitó a una determinada familia en Israel10.

Debido a este importante principio, Jesucristo podía actuar como el Gran Sumo Sacerdote sin ser ni levita ni descendiente de Aarón

En quinto lugar, la Traducción de José Smith proporciona detalles adicionales sobre la vida y el ministerio de Melquisedec. En particular, se describe al Señor como si hubiera renovado, a través de Melquisedec, el convenio que Dios había hecho con Enoc antes del diluvio (véase TJS Génesis 14:11)11. Enoc parece haber figurado prominentemente en la fidelidad de la gente en la ciudad de Salem. Se nos dice que los que tenían la fe de Melquisedec “fueron trasladados y llevados al cielo”, como lo había sido el pueblo de Enoc: “Y su pueblo [el de Melquisedec] hizo justicia y obtuvo el cielo y buscó la Ciudad de Enoc, que Dios había tomado antes” (TJS Génesis 14:12, énfasis añadido)12

Como señaló Jackson: “Este nuevo texto nos da un registro de una segunda comunidad trasladada, que junto con el pueblo de Enoc será reservada ‘hasta los últimos días o el fin del mundo’, cuando el cielo y la tierra ‘se junten’” (véase TJS Génesis 14:12)13.

El porqué

Como Melquisedec había ejemplificado hace tiempo, era siempre la valía del sacerdote y no solo la posesión del sacerdocio lo que conducía a la rectitud y a poderosas manifestaciones de bondad. El Sacerdocio de Melquisedec fue fundamental en el meridiano de los tiempos. El Señor Dios había jurado al Señor Jesucristo: “Siéntate a mi diestra… [Con] la vara de tu poder; domina en medio de tus enemigos… Tu pueblo se ofrecerá de buena voluntad en el día de tu poder… [porque] [t]ú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec” (Salmo 110:1–4; cf. Marcos 12:35–37).

Esto explica por qué los poderes eternos del Sacerdocio de Melquisedec eran vitales para la Iglesia Cristiana primitiva establecida por Jesús y, por lo tanto, por qué también son vitales para la Iglesia Restaurada de Jesucristo. Hablando a y de esa Iglesia, el presidente Dallin H. Oaks declaró “El Sacerdocio de Melquisedec es la autoridad divina que Dios ha delegado para efectuar Su obra de ‘llevar a cabo… la vida eterna del hombre’ (Moisés 1:39). En 1829, los apóstoles del Salvador, Pedro, Santiago y Juan lo confirieron a José Smith y a Oliver Cowdery (véase DyC 27:12). Es sagrado y poderoso, más allá de nuestra capacidad de descripción”14

Como Melquisedec tipificó a Jesucristo de varias maneras, tanto sacramentalmente como en su calidad de hacedor de milagros, el nombre de este sumo sacerdote ejemplar se utiliza como un título honorífico que se refiere al sumo sacerdocio, según el orden del Hijo de Dios (véase Alma 13:7-9). Juan el Bautista utilizó este nombre al asegurar a José Smith y a Oliver Cowdery que Pedro, Santiago y Juan “poseían las llaves del Sacerdocio de Melquisedec” (JSH 1:72).

Debido a que Melquisedec recibió su autoridad del sacerdocio de Dios y no de ningún linaje ancestral, las llaves de este sacerdocio se transmiten correctamente en la Iglesia del Señor de acuerdo con la voluntad y el orden establecidos por Dios, no de ninguna otra manera. Por medio de este poder, todos los que hacen y guardan convenios sagrados al obedecer las ordenanzas de este santo orden del sacerdocio pueden esperar con confianza salir en la gloria y ser levantados como grandes y nobles discípulos y líderes para el Dios Altísimo.

Estos detalles de la Traducción de José Smith y varias otras verdades reveladas sobre Melquisedec mejoran nuestra comprensión del amor y las bendiciones que se pueden recibir a través de la administración autorizada del poder de Jesucristo por aquellos que son ordenados “según el orden de Melquisedec” (Salmo 110:4; cf. Alma 13:6–19). Al aprender cómo Melquisedec actuó con fe para recibir grandes bendiciones de Jehová, los adoradores modernos que siguen el camino del convenio del Señor pueden recurrir de manera similar a los poderes del cielo y recibir ayuda y, en última instancia, exaltación del Señor.

Mientras que otras revelaciones y tradiciones antiguas relacionadas con Melquisedec y este sacerdocio añaden más detalles sobre el hombre santo, su llamamiento y otras personas ordenadas para ejercer esta orden del sacerdocio, la Traducción de José Smith de la Biblia restaura información única, importante y muy antigua15. Estos detalles adicionales en la TJS son particularmente importantes para los Santos de los Últimos Días. Este conocimiento mejora nuestra comprensión del Antiguo Testamento y proporciona evidencia inspiradora del llamado de José Smith como profeta, vidente, revelador y restaurador de la Iglesia de Cristo.

Otras lecturas

Donald W. Parry, “Melchizedek: Type of Christ“, en The Jesus Christ Focused Old Testament: Making Sense of a Monumental Book (Springville, UT: Book of Mormon Central, 2022), 82–83.

Kent P. Jackson, ed., Joseph Smith’s Translation of the Bible: The Joseph Smith Translation and the King James Translation in Parallel Columns (Provo, UT: Brigham Young University Press; Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2022), 73–78, 633–636.

Kent P. Jackson, Understanding Joseph Smith’s Translation of the Bible (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University; Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2022), 61–70.

Robert J. Matthews, “A Plainer Translation”: Joseph Smith’s Translation of the Bible, A History and Commentary (Provo, UT: Brigham Young University Press, 1985), 382–384.

John W. Welch, “The Melchizedek Material in Alma 13:13–19“, en By Study and Also By Faith, 2 vols., ed. John M. Lundquist y Stephen D. Ricks (Salt Lake City, UT: Deseret Book; Provo, UT: Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 1990), 2:238–272.

 

1. Acerca de lo que podemos deducir del Libro de Mormón sobre Melquisedec, véase, “¿Por qué Alma habló de Melquisedec? (Alma 13:14),” KnoWhy 120 (mayo 27, 2017). Véase también Hugh Nibley, The Prophetic Book of Mormon (Salt Lake City, UT: Deseret Book; Provo, UT: Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 1988), 251–252.
2. John W. Welch, “The Melchizedek Material in Alma 13:13–19,” in By Study and Also By Faith, 2 vols., ed. John M. Lundquist and Stephen D. Ricks (Salt Lake City, UT: Deseret Book; Provo, UT: Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 1990), 2:239. Véase también John W. Welch, “Approaching New Approaches,” Review of Books on the Book of Mormon 6, no. 1 (1994): 168–181.
3. Como se ha argumentado recientemente, las adiciones hechas en la Traducción de José Smith del Génesis 14 reflejan detalles bastante antiguos sobre Melquisedec que aparentemente se encontraban en las planchas de bronce que fueron llevadas por Nefi de Jerusalén y que por lo tanto eran conocidas por Alma. Véase Noel B. Reynolds, “The Brass Plates Version of Genesis,” Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 34 (2020): 63–96; Jeff Lindsay and Noel B. Reynolds, “‘Strong Like unto Moses’: The Case for Ancient Roots in the Book of Moses Based on Book of Mormon Usage of Related Content Apparently from the Brass Plates,” Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 44 (2021): 1–92. Una versión más detallada del trabajo de Lindsay y Reynolds se ha publicado en Tracing Ancient Threads in the Book of Moses: Inspired Origins, Temple Contexts, and Literary Qualities, ed. Jeffrey M. Bradshaw, David Rolph Seely, John W. Welch, and Scott Gordon (Orem, UT: Interpreter Foundation; Salt Lake City, UT: Eborn Books, 2021), 315–420.
4. Para más información sobre cómo Melquisedec señala a Cristo, véase Donald W. Parry, “Melchizedek: Type of Christ,” en The Jesus Christ Focused Old Testament: Making Sense of a Monumental Book (Springville, UT: Book of Mormon Central, 2022), 82–83.
5. Kent P. Jackson, ed., Joseph Smith’s Translation of the Bible: The Joseph Smith Translation and the King James Translation in Parallel Columns (Provo, UT: Brigham Young University Press; Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2022), 75. Toda referencia a la Traducción de José Smith seguirá la versificación, puntuación y mayúsculas que se encuentran en este volumen.
6. Hugh Nibley, Enoch the Prophet (Salt Lake City, UT: Deseret Book; Provo, UT: Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 1986), 30.
7. Kent P. Jackson, Understanding Joseph Smith’s Translation of the Bible (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University; Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2022), 62. Robert J. Matthews también describió esto como “una prefiguración del sacramento de la cena del Señor”..” Robert J. Matthews, “A Plainer Translation”: Joseph Smith’s Translation of the Bible, A History and Commentary (Provo, UT: Brigham Young University Press, 1985), 382.
8. Jackson, Joseph Smith Translation and the King James Translation, 77.
9. Jackson, Joseph Smith Translation and the King James Translation, 635.
10. Matthews, “Plainer Translation,” 384.
11. Jackson, Joseph Smith Translation and the King James Translation, 77.
12. Jackson, Joseph Smith Translation and the King James Translation, 77.
13. Jackson, Understanding Joseph Smith’s Translation, 63.
14. Dallin H. Oaks, “The Powers of the Priesthood,” Ensign, Mayo de 2018, 65.
15. Para más información sobre Melquisedec, véase 3 Nefi 18:37; Moroni 2:1–3; Doctrina y Convenios 76:57; 84:14–23; 107:1–4). Para saber más sobre los distintos tipos de cambios en la TJS, algunos de los cuales fueron realmente restauraciones de textos antiguos, véase Matthews, A Plainer Translation, 233–254; Jackson, Understanding Joseph Smith’s Translation, 31–38.

Traducido por Central del Libro de Mormón