/ KnoWhys

KnoWhy #635

¿Cómo refleja el texto del Libro de Mormón el estilo de escritura israelita del siglo VII a. C.?

julio 7, 2022
KnoWhy #635
“Sí, hago la relación en el lenguaje de mi padre, que se compone de la ciencia de los judíos”.
1 Nefi 1:2

El conocimiento

Desde el descubrimiento del quiasmo en el Libro de Mormón en 19671, los investigadores han encontrado muchos ejemplos de esta estructura literaria dentro del libro y han destacado una variedad de formas en las que esta estructura es importantes para entender el Libro de Mormón como un texto antiguo 2. Recientemente, el biblista David R. Seely ha examinado más de cerca las formas retóricas específicas del quiasmo tanto en la Biblia como en el Libro de Mormón y ha encontrado “cuatro usos específicos del quiasmo que son relativamente distintivos en Deuteronomio y en Jeremías como posibles indicadores de la tradición retórica judaica del siglo VII [a. C.]”3. Estos cuatro tipos quiásmicos se encuentran en el Libro de Mormón, lo que sugiere que forma parte de esta misma tradición retórica4.

En primer lugar, Seely identificó lo que denominó “quiasmo de orador” más que de tema: “La inversión en el quiasmo no es con los temas o las palabras clave del pasaje, sino con los oradores”5. Un ejemplo de esta forma quiásmica se encuentra en Deuteronomio 1:20-31. En estos versículos, Moisés habla primero (vv. 20–21), luego los israelitas (v. 22), luego Moisés (vv. 23–24), con los espías en el medio (v. 25), y luego Moisés, los israelitas, y finalmente Moisés de nuevo para concluir (vv. 26 a 31). Esto crea un patrón ABCDCBA. En el centro de este quiasmo está el importantísimo informe positivo de los espías enviados a Canaán (v. 25)6. Otro quiasmo que sigue este patrón se encuentra en Jeremías 8:18-21, que detalla una conversación ABCBA entre Jeremías y Jehová, con las palabras de Jehová en el centro7.

En el Libro de Mormón, Seely aún no ha identificado ningún quiasmo que utilice este mismo patrón de oradores, pero observó “un ejemplo similar que implica la inversión de los sujetos en el texto”8. En 2 Nefi 25-30, Nefi utiliza un patrón quiásmico para hablar de tres grupos de personas—a saber, los judíos, los lehitas y los gentiles—y su aceptación del evangelio9:

A 25:9–30 Judios: El Mesías va a los Judios y es rechazado
B 26:1–18 Lehitas/Nefitas: Cristo visita a los nefitas y es aceptado y luego rechazado
C 26:19–29:14 Los gentiles: orgullo de los gentiles
C 30:1–3: Gentiles: Los gentiles aceptan el Libro de Mormón y a Cristo
B 30:4–6: Lehitas/Lamanitas: Los lamanitas aceptan el Libro de Mormón y a Cristo
A 30:7 Judíos: Los judíos aceptan el Libro de Mormón y a Cristo

En segundo lugar, Seely descubrió que los quiasmos se empleaban “frecuentemente para completar la poesía, normalmente al final de un poema o de una estrofa”10. Algunos ejemplos de este uso de la estructura quiásmica se encuentran en Deuteronomio 32:43, que completa el Canto de Moisés, y en Jeremías 6:21, que termina una estrofa poética11. También se han encontrado muchos casos de quiasmos utilizados para completar una estrofa o unidad de texto en el Libro de Mormón, incluyendo el final de la introducción de 1 Nefi en los capítulos 1 y 212:

 

1:20 A y procuraron también quitarle la vida.
B Pero he aquí, yo, Nefi, os mostraré que las tiernas misericordias del Señor se extienden sobre todos aquellos que, a causa de su fe, él ha escogido, para hacerlos poderosos, sí, hasta tener el poder de librarse.
2:1 C Porque he aquí, aconteció que el Señor habló a mi padre, sí, aun en un sueño.
C y le dijo: Bendito eres tú, Lehi, por lo que has hecho;
B y porque has sido fiel, y has declarado a este pueblo las cosas que yo te mandé, he aquí,
A tratan de quitarte la vida.

Otro ejemplo de este uso del quiasmo en el Libro de Mormón incluye Alma 5:62, que concluye el sermón de Alma al pueblo de Zarahemla13:

A Os hablo por vía de mandamiento
B a vosotros que pertenecéis a la iglesia;
B y por vía de invitación
A os hablo a los que no pertenecéis a ella

En tercer lugar, en el siglo VII a. C., el quiasmo o semiquiasmo utilizaba a menudo una partícula común en medio de dos ideas. Por ejemplo, Deuteronomio 32:27 crea un semiquiasmo mostrado por el uso repetido de la palabra lest en la versión King James y no sea en la Reina Valera 1960, lo cual Seely y otros han argumentado que dio a Jeremías una fórmula a seguir en sus propios escritos proféticos14. Esto se puede ver en el uso que hace Jeremías de las palabras como en Jeremías 9:22 y antes en Jeremías 13:16 para crear semiquiasmos15. Se pueden encontrar muchos ejemplos similares en el Libro de Mormón, como Mosíah 29:2016:

A Mas he aquí, los libró
B porque se humillaron ante él;
B y porque clamaron a él poderosamente,
A los libró del cautiverio

En cuarto lugar, las formas quiásmicas suelen incluir una pregunta retórica o una serie de preguntas retóricas que aparecen en medio del quiasmo. Dado que en Deuteronomio, Jeremías y el Libro de Mormón “están llenos de prédicas tanto para audiencias contemporáneas como para audiencias futuras”17, estas preguntas se utilizan para invitar al lector a reflexionar sobre los mensajes presentados. Deuteronomio 4:1–14 forma un quiasmo que contiene dos preguntas retóricas sobre la grandeza de Israel cerca del centro (vv. 7–8), y Jeremías 8:18–21 de manera similar tiene una pregunta central planteada por Jehová a su pueblo18.

2 Nefi 29:3-6 contiene un maravilloso uso del quiasmo, centrándose en las poderosas preguntas retóricas presentadas en el versículo 419:

A 3 y porque mis palabras resonarán— muchos de los gentiles dirán: ¡Una Biblia! ¡Una Biblia! ¡Tenemos una Biblia, y no puede haber más Biblia!
B 4 Mas así dice el Señor Dios: Oh necios, tendrán una Biblia;
C y procederá de los judíos, mi antiguo pueblo del convenio.
D ¿Y qué agradecimiento manifiestan a los judíos por la Biblia que de ellos recibieron?
E Sí, ¿qué pretenden decir con eso los gentiles?
F ¿Recuerdan ellos los afanes y los trabajos y las aflicciones de los judíos, y su diligencia para conmigo
G en llevar la salvación a los gentiles?
G 5 Oh gentiles,
F ¿os habéis acordado de los judíos, mi antiguo pueblo del convenio?
E No; sino que los habéis maldecido y aborrecido, y no habéis procurado recuperarlos.
D Mas he aquí, yo haré volver todas estas cosas sobre vuestra propia cabeza;
C porque yo, el Señor, no he olvidado a mi pueblo.
B 6 ¡Oh necio, que dirás:
A Una Biblia; tenemos una Biblia y no necesitamos más Biblia! ¿Tendríais una Biblia, de no haber sido por los judíos?

El por qué

Han pasado casi cincuenta y cinco años desde que se descubrió el quiasmo en el Libro de Mormón. A medida que los investigadores han ido examinando más de cerca el uso de esta característica literaria y retórica del texto, se ha recompensado con más y más conocimientos por una lectura más minuciosa. Como señaló John W. Welch poco después de realizar el descubrimiento, dado que ese libro emplea “numerosos quiasmos, resulta lógico considerar que el libro es un producto del mundo antiguo y juzgar sus cualidades literarias en consecuencia”20.

Presentado originalmente en la celebración del quincuagésimo aniversario internacional del descubrimiento de Welch, el estudio de Seely puso a prueba la observación de Welch, examinando el uso del quiasmo en el Libro de Mormón más específicamente en el contexto de la literatura israelita del siglo VII a. C. Tal com Seely concluyó de manera importante, estos cuatro tipos de quiasmos son parte de “patrones literarios [que] son prominentes y, en algunos casos, rasgos distintivos de una tradición retórica judaica del siglo VII [a. C.]”. Del mismo modo, el descubrimiento de estos mismos rasgos literarios en el Libro de Mormón puede agudizar nuestra lectura y estudio de este antiguo libro procedente de la misma época y tradición retórica”21.

Como se ha observado a menudo, dado lo poco que se sabía sobre el uso bíblico del quiasmo en 182922, es poco probable que José Smith pudiera no solo haber escrito cientos de estructuras quiásmicas elegantes y efectivas, sino también haberlo hecho de una manera que siguiera con precisión las convenciones literarias y retóricas comunes a la literatura israelita del siglo VII a. C. Por lo tanto, el reconocimiento de estos rasgos estilísticos refuerza aún más la afirmación del Libro de Mormón de que los primeros escritos de sus páginas fueron redactados originalmente por un pequeño grupo de israelitas de esa época.

También profundiza la apreciación del lector de la habilidad de escriba de élite y el arte literario que Nefi poseyó y transmitió a sus sucesores de mantenimiento de registros, sin duda parte de “la ciencia de los judíos” que Nefi recibió de su padre (1 Nefi 1:1–2)23. Entender más sobre cómo la tradición retórica de la época de Lehi y Nefi influyó y dio forma al uso muy fuerte del Libro de Mormón de este estilo literario puede ayudar a todos los lectores a valorar, respetar y obedecer mejor este testamento elegante, poderoso y complejo de Jesucristo.

Otras lecturas

David R. Seely, “‘With Strong Hand and with Outstretched Arm’ (Deuteronomy 4:34); ‘With Outstretched Hand and with Strong Arm’ (Jeremiah 21:5): Chiasmus in Deuteronomy and Jeremiah“, en Chiasmus: The State of the Art, ed. John W. Welch y Donald W. Parry (Provo, UT: Brigham Young University; Springville, UT: Book of Mormon Central, 2020), 129–150.

John W. Welch, “How Much Was Known about Chiasmus in 1829 When the Book of Mormon Was Translated?“, FARMS Review 15, no. 1 (2003): 47–80.

John W. Welch, “What Does Chiasmus in the Book of Mormon Prove?“, en Book of Mormon Authorship Revisited: The Evidence for Ancient Origins, ed. Noel B. Reynolds (Provo, UT: FARMS, 1997), 199–224.

John W. Welch, “Chiasmus in the Book of Mormon“, BYU Studies Quarterly 10, no. 3 (1969): 69–83.

1. Véase Central del Libro de Mormón, “¿Cómo se descubrió el quiasmo en el Libro de Mormón? (Mosíah 5:11)”, KnoWhy 353 (16 de agosto de 2017); John W. Welch, “ The Discovery of Chiasmus in the Book of Mormon: Forty Years Later “, Journal of Book of Mormon Studies 16, no. 2 (2007): 74–87, 99. 2. Véase Central del Libro de Mormón, “¿Por qué es significativa la presencia de quiasmos en el Libro de Mormón? (Mosíah 5:10–12)”, KnoWhy 166 (21 de julio de 2017); John W. Welch,; John W. Welch, “What Does Chiasmus in the Book of Mormon Prove?” en Book of Mormon Authorship Revisited: The Evidence for Ancient Origins, ed. Noel B. Reynolds (Provo, UT: FARMS, 1997), 199–224. Numerosos KnoWhys anteriores han incluido ejemplos de quiasmos y han puesto de relieve las ideas que pueden aportar.3. David R. Seely, “‘With Strong Hand and with Outstretched Arm’ (Deuteronomy 4:34); ‘With Outstretched Hand and with Strong Arm’ (Jeremiah 21:5): Chiasmus in Deuteronomy and Jeremiah”, en Chiasmus: The State of the Art, ed. John W. Welch y Donald W. Parry (Provo, UT: Brigham Young University; Springville, UT: Book of Mormon Central, 2020), 131.
4. Véase Seely, “‘With Strong Hand’”, 129–150.
5. Seely, “‘With Strong Hand’”, 138.
6. Véase Seely, “‘With Strong Hand’”, 138.
7. Véase Seely, “‘With Strong Hand’” 138.
8. Seely, “‘With Strong Hand’”, 143.
9. Seely, “‘With Strong Hand’”, 143; Las referencias bíblicas en este quiasmo se modifican discretamente.
10. Seely, “‘With Strong Hand’”, 139.
11. Seely, “‘With Strong Hand’”, 139–140.
12. Seely, “‘With Strong Hand’”, 143–144.
13. Seely, “‘With Strong Hand’”, 144.
14.Seely, “‘With Strong Hand’”, 140.
15. Seely, “‘With Strong Hand’”, 140.
16. Seely, “‘With Strong Hand’”, 145.
17. Seely, “‘With Strong Hand’”, 145.
18. Seely, “‘With Strong Hand’”, 141–142.
19. Seely, “‘With Strong Hand’”, 146–147.
20. John W. Welch, “Chiasmus in the Book of Mormon“, BYU Studies Quarterly 10, no. 3 (1969): 83.
21. Seely, “‘With Strong Hand’”, 147.
22. Véase Central del Libro de Mormón, “¿Qué tanto podría haber conocido José Smith sobre el quiasmo? (1 Nefi 3:19)”, KnoWhy 334 (22 de marzo de 2018); John W. Welch, “How Much Was Known about Chiasmus in 1829 When the Book of Mormon Was Translated?“, FARMS Review 15, no. 1 (2003): 47–80.
23. Para algunos hallazgos recientes sobre la aparente práctica de escritos de Nefi y Lehi, véase Brant A. Gardner, “Nephi as Scribe“, Mormon Studies Review 23, no. 1 (2011): 45–55; Noel B. Reynolds, “Lehi and Nephi as Trained Manassite Scribes“, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 50 (2022): 161–216.

Otros formatos

Compartir

Pinterest
Facebook
Twitter

Referencia a las escrituras

Traducido por Central del Libro de Mormón