¿Por qué José Smith presentó una demanda legal contra Doctor Philastus Hurlbut?
Septiembre 17, 2021
KnoWhy #616
"Jurors Listening to Counsel, Supreme Court", New York City Hall, New York (Jurado escuchando al abogado, Suprema Corte, Ayuntamiento de Nueva York, Nueva York). Dibujado por Winslow Homer, 1869. Imagen a través de Met Museum.
"Jurors Listening to Counsel, Supreme Court", New York City Hall, New York (Jurado escuchando al abogado, Suprema Corte, Ayuntamiento de Nueva York, Nueva York). Dibujado por Winslow Homer, 1869. Imagen a través de Met Museum.
"Me llamó por mi nombre, y me dijo que era un mensajero enviado de la presencia de Dios, y que se llamaba Moroni; que Dios tenía una obra para mí, y que entre todas las naciones, tribus y lenguas se tomaría mi nombre para bien y para mal, o sea, que se iba a hablar bien y mal de mí entre todo pueblo"

José Smith-Historia 1:33

El Conocimiento

En 1833, los Santos de los Últimos Días en Misuri experimentaron amargas persecuciones que resultaron en su expulsión del condado de Jackson. Cuando las noticias de estos eventos llegaron a Kirtland, los enemigos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en Ohio se armaron de valentía, aumentando las tensiones entre los santos de Ohio y sus vecinos. En medio de esta atmósfera, el doctor Philastus Hurlbut (un miembro de la iglesia excomulgado que se había convertido en enemigo), daba charlas antimormonas promoviendo la ya extinta teoría de Spalding sobre los orígenes del Libro de Mormón1.

Durante esas charlas, Hurlbut comenzó a amenazar con violencia a José Smith, de acuerdo con George A. Smith, Hurlbut "dijo que se lavaría sus manos con la sangre de José Smith"2. Dados los acontecimientos recientes en Misuri y las tensiones cada vez mayores entre los santos y sus vecinos en Ohio, José Smith se tomó muy en serio estas amenazas. El historiador David W. Grua explicó que estos eventos dieron lugar "a una ocasión inusual en la que [José Smith] tomaba la iniciativa en una acción judicial"3.

El 21 de diciembre de 1833, José presentó una demanda penal contra Hurlbut ante la oficina de John C. Dowen, juez de paz en Kirtland. Alrededor de una semana después, el juez Dowen emitió una orden en contra de Hurlbut para que fuera arrestado y compareciera ante el juez William Holbrook cerca de Painesville4. Hurlbut fue llevado ante el juez Holbrook el 4 de enero de 1834, pero la audiencia se pospuso hasta el 13 de enero. Así que la audiencia duró tres días, durante los cuales se presentaron los testimonios de dieciséis personas, la mayoría de ellos aportaron pruebas de que las amenazas de Hurlbut constituían una agresión bajo las leyes de Ohio5.

Después de escuchar los testimonios, el juez Holbrook dictaminó que "el demandante [José Smith] tenía razones para temer que a Doctor P. Hurlbut lo golpeara, hiriera o matara o dañara su propiedad como se establece en su demanda"6. El fallo también fijó una "fianza que Hurlbut debía pagar" (llamada "libertad provisional") y ordenó que se presentara en el tribunal del condado para un juicio completo "el primer día del plazo"7.

Ese día fue el 31 de marzo de 1834, pero había tantos casos programados que no fue hasta el 2 de abril que el caso fue escuchado por el juez presidente Matthew Birchard, y luego se prolongó durante varios días. El acta oficial del juicio no se conservó, pero un informe periodístico contemporáneo y el recuerdo posterior de uno de los testigos del juicio proporcionan varios de los detalles. Basado en el testimonio de uno de los testigos de Hurlbut, parece que su alegato fue que cuando dijo que "él 'mataría' a Jo [Smith]", lo que quiso decir fue que "él mataría al mormonismo"8. Como Grua explicó:

Es cierto que Hurlbut representaba una grave amenaza para la Iglesia como institución, pero la mayoría de los demás testigos aportaron evidencias en apoyo de la afirmación de que Hurlbut efectivamente tenía la intención de ejercer violencia física sobre Smith9.

Además, según la definición de agresión de Ohio, no se trata de "la naturaleza real de la amenaza", sino de "si [José] Smith tenía o no razones para temer una agresión física"10. El testimonio de los testigos "reconstru[yó] la atmósfera violenta en Kirtland con el fin de proporcionar un contexto a la amenaza y determinar si Smith realmente tenía razones para temer por su vida"11.

El caso contra Hurlbut fue convincente. El 9 de abril de 1834, el juez Birchard dictaminó que "el mencionado demandante [José Smith] tenía motivos para temer que el mencionado Doctor P. Hurlbut lo hiriera, golpeara o matara, o destruyera su propiedad, tal como se establece en dicha denuncia"12. Se dictó una nueva "fianza", esta vez de 200 dólares, y se ordenó a Hurlbut a pagar el costo del juicio13.

El porqué

Desde muy joven, José Smith se vio involucrado en el sistema legal, como testigo de 13 años en una disputa legal con otro miembro de la familia Hurlbut en 181914. El juez falló a favor de la familia Smith también en esa ocasión, y esa experiencia formativa probablemente ayudó a José a tener la confianza para recurrir al sistema legal en busca de protección en Ohio quince años después. El resultado de su caso contra Doctor Philastus Hurlbut en 1834 fue visto como una respuesta a las oraciones que se habían ofrecido en enero. Esta reivindicación también reforzó la confianza de José en la ley del país. Como concluyó Grua: "Smith aprendió cómo la ley de la tierra podía impedir que sus enemigos cumplieran sus amenazas y cómo podía disminuir sus propios temores. Smith también terminó el caso con la clara convicción de que podría recibir un trato imparcial por parte del sistema judicial estadounidense"15.

Este resultado estaba sin duda en su mente cuando solo unas semanas más tarde viajó a Misuri al frente del Campo de Sion y alentó a los santos que vivían allí a buscar todos los recursos legales para reclamar sus tierras y propiedades16. La violación del sistema legal por parte de sus enemigos tras el cierre de la Sociedad de Seguridad de Kirtland y las injusticias que siguieron a la rendición de Far West, entre otras experiencias, atenuarían más tarde las opiniones de José sobre el sistema de justicia local de su época17. Aún así, gracias en parte a sus experiencias formativas positivas con la ley, la confianza general de José en los principios de la ley de la tierra nunca se vio afectada a lo largo de su vida18.

Otras lecturas

David W. Grua, “Winning against Hurlbut’s Assault in 1834”, en Sustaining the Law: Joseph Smith’s Legal Encounters, ed. Gordon A. Madsen, Jeffrey N. Walker y John W. Welch (Provo, UT: BYU Studies, 2014), 141–154.

Central del Libro de Mormón, “¿Por qué José Smith pudo testificar en la corte a la edad de 13 años? (Testimonio del profeta José Smith, portada de la edición de 2013 del Libro de Mormón; cf. JSH 1:33)”, KnoWhy 590 (enero 14, 2021).