¿Por qué escribió Moroni las palabras exactas de las ordenanzas del sacerdocio?
Diciembre 3, 2020
KnoWhy #587
Imagen por Normandy Poulter y the Virtual Scriptures Group.
Imagen por Normandy Poulter y the Virtual Scriptures Group.
"La forma en que los discípulos, que eran llamados los élderes de la iglesia, ordenaban presbíteros y maestros... les imponían las manos, y decían: En el nombre de Jesucristo, te ordeno para que seas presbítero (o si fuera maestro, te ordeno para que seas maestro) para predicar el arrepentimiento y la remisión de pecados, por medio de Jesucristo, mediante la perseverancia en la fe en su nombre hasta el fin. Amén"

Moroni 3:1–3

El conocimiento

Mientras Moroni deambulaba en los últimos años de su vida (Moroni 1:3), aprovechó el tiempo extra que tenía para "escrib[ir] unas pocas cosas más" (Moroni 1:4). De todas las cosas que pudo haber elegido añadir a la obra de su padre en ese momento, los primeros documentos que incluyó fueron las palabras exactas de ciertas ordenanzas del sacerdocio.

En Moroni 2, registró "[l]as palabras de Cristo, las cuales habló a sus discípulos, los doce que había escogido, al imponerles las manos" (Moroni 2:1). Esto se refiere al registro que Mormón compendió de la visita de Cristo, cuando Jesús "tocó con la mano a los discípulos que había elegido, uno por uno, hasta que los hubo tocado a todos, y les hablaba a medida que los tocaba" y "los discípulos dieron testimonio de que les dio el poder para conferir el Espíritu Santo" (3 Nefi 18:36–37)1. Moroni pudo haberse sentido inspirado a incluir esto con el propósito de cumplir la promesa de su padre de "[mostrar] que este testimonio es verdadero" (3 Nefi 18:37)2.

Luego, en Moroni 3, registró "[l]a forma en que los discípulos, que eran llamados los élderes de la iglesia, ordenaban presbíteros y maestros" describiendo la manera en que ellos "les imponían las manos" y luego registró las palabras de la ordenanza (Moroni 3:1-3). Los procedimientos que se siguen también parecen tener sus orígenes en el ministerio de Jesús a los nefitas3.

Finalmente, en Moroni 4-5, registró las palabras exactas utilizadas en la oración sacramental nefita. Estas palabras derivan directamente de las enseñanzas de Cristo acerca del pan y el vino sacramental (3 Nefi 18:5–12)4.

Estas explicaciones claras de prácticas y procedimientos administrativos resultaron importantes para José Smith y Oliver Cowdery cuando terminaron de traducir y publicar el Libro de Mormón y se enfocaron en establecer la Iglesia del Señor nuevamente sobre la tierra5.

Por ejemplo, en junio de 1829, Oliver Cowdery redactó el primer intento conocido de establecer los procedimientos administrativos para la Iglesia de Cristo en los últimos días, llamado los "Artículos de la Iglesia de Cristo"6. Este documento se basó en gran parte en el Libro de Mormón, incluyendo la mayoría de las instrucciones dadas en Moroni 2-5. Por ejemplo, las siguientes instrucciones son para ordenar a sacerdotes y maestros (con citas textuales de Moroni 3 en negro):

Y eran llamados para ordenar presbíteros y maestros [Moroni 3:1] según los dones y llamamientos de Dios a los hombres [Moroni 3:4] y de esta manera los ordenaban, debían orar al Padre en mi nombre y entonces les imponían las manos y luego decían te ordeno para que seas presbítero (o si fuera maestro, te ordeno para que seas maestro) para predicar el arrepentimiento y la remisión de pecados, por medio de Jesucristo, mediante la perseverancia en la fe en su nombre hasta el fin. Amén [Moroni 3:2-3]7.

Los “Artículos” también incluyen el uso literal de Moroni 4 y 5, que fue llevado a Doctrina y Convenios 20 (vv. 77–79), que llegó a ser el documento oficial llamado "Artículos y Convenios de la Iglesia" cuando se fundó el 6 de abril de 18308. Con solo leves variaciones9, estas mismas oraciones del Libro de Mormón continúan siendo utilizadas cada semana cuando la Santa Cena es administrada para las congregaciones en todo el mundo.

El porqué

Probablemente varios factores influenciaron la decisión de Moroni de agregar estas instrucciones importantes después de haber pensado previamente que el Libro de Éter sería lo último que podría registrar. ¿Qué era lo que había dejado de lado? ¿Por qué volvió a registrar más?

Primero, como John W. Welch ha señalado, Moroni comenzó en los capítulos 2 y 3 por detallar las palabras y los procedimientos precisos que se utilizarán para conferir el poder de realizar ordenanzas sagradas. Al hacerlo, Moroni quería dejar claro que "tener el sacerdocio y el Espíritu Santo es fundamental. No hay nada más importante que eso. ... Moroni realmente conocía acerca de la importancia de renovar los convenios: estableció al Espíritu Santo en primer lugar y al sacerdocio en segundo lugar. Podemos ver cómo estaba comenzando con los puntos más importantes"10. Estableciendo las palabras exactas y exponiendo los procedimientos precisos a seguir, Moroni señaló a todos los futuros lectores que estas ordenaciones no debían tomarse a la ligera. Debían administrarse con seriedad, propiedad y con atención a los detalles.

En segundo lugar, debido a que son ordenanzas sagradas, Moroni pudo haberse negado a registrar las palabras exactas por temor a que cayeran en manos equivocadas, especialmente porque estas palabras sagradas se remontan a las mismas palabras que Jesús utilizó en Su ministerio entre los nefitas. Moroni sabía que los lamanitas estaban intentando rastrear y matar a todo aquel "que no niegue al Cristo" (Moroni 1:2) y seguramente se habrían burlado y profanado las oraciones sacramentales, y luego habrían destruido también sus registros, si pudieran poner sus manos sobre ellas (véase Mormón 6:6).

Por lo que, en lugar de correr el riesgo de que alguien profane estas ordenanzas sagradas, Moroni esperó hasta que hubo viajado una distancia segura antes de registrar estas sagradas palabras (Moroni 1:3-4). Moroni sabía que una vez que enterrara y sellara este registro, estas palabras estarían a salvo en las manos de Dios para su protección, y que solo quien Dios autorizara podría encontrarlas y leerlas.

Por último, es posible que Moroni supiera que participaría en la entrega de este registro al futuro profeta y traductor e instruirlo sobre cómo cumplir su misión y restaurar la Iglesia de Cristo en la tierra. Por lo que lo incluyó deliberadamente este material con exactitud que "tal vez sean de valor" al establecer la Iglesia una vez más (Moroni 1:4)11.

Por todas estas y probablemente también por otras razones, la inspirada elección de Moroni de incluir palabras e instrucciones exactas para la ejecución de estas ordenanzas del sacerdocio resultó ser invaluable para José Smith y Oliver Cowdery en la organización de la Iglesia en Nueva York en 1830. Su sabia decisión continúa proporcionando ricas bendiciones a toda la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en todo el mundo hoy en día.

Otras lecturas

John W. Welch, John W. Welch Notes (Springville, UT: Book of Mormon Central, 2020), 1143–1157.

John W. Welch, “From Presence to Practice: Jesus, the Sacrament Prayers, the Priesthood, and Church Discipline in 3 Nephi 18 and 19”, Journal of Book of Mormon Studies 5, no. 1 (1996): 119–139.

John W. Welch, “The Book of Mormon as the Keystone of Church Administration”, Religious Educator 12, no. 2 (2011): 83–117.