¿La madre de José Smith realmente creía que él pudo haber escrito el Libro de Mormón?
Abril 7, 2020
KnoWhy #555
Imagen fija de José Smith: El Profeta de la Restauración a través de Recursos del Evangelio
Imagen fija de José Smith: El Profeta de la Restauración a través de Recursos del Evangelio
"La fe no es tener un conocimiento perfecto de las cosas; de modo que si tenéis fe, tenéis esperanza en cosas que no se ven, y que son verdaderas"
Alma 32:21

El Conocimiento

Lucy Mack Smith (1775-1856), madre del profeta José Smith, fue una creyente comprometida con el llamado divino de su hijo. Hacia el final de su vida y no mucho después de la muerte de sus hijos José, Hyrum y Samuel en 1844, Lucy "quizás en parte como un alivio para su dolor" y a instancias del Cuórum de los Doce Apóstoles "comenzó a registrar la historia de su familia".1 En palabras de Lucy, uno de los propósitos de su historia fue proveer "los detalles de cómo José obtuvo las planchas, ver ángeles... y muchas otras cosas las cuales José nunca escribió o publicó".2 El resultado de esa historia ha probado ser de mucho valor para los historiadores y "junto con la [propia] historia de José Smith, la historia de Lucy Mack Smith" es una de las fuentes más utilizadas para reconstruir la vida temprana del Profeta y los eventos relacionados con la salida a la luz del Libro de Mormón.3

En un punto de la historia, Lucy cuenta cómo José fue visitado por un ángel quien le dijo sobre "un registro" que "traería esa luz e inteligencia que se habían perdido hace mucho tiempo en la tierra". El ángel dijo que este registro (descrito como las "planchas") estaba escondido "en la ladera de una colina sobre el cerro Cumorah a 5 kms" de la granja de la familia Smith.4 Lucy registra que, después de contarle a su familia acerca del ángel, José reunió a su familia para "recitarles" lo que había oído del ángel. Como Lucy recordó,

[José] comenzó a explicarnos las instrucciones que había recibido. Nos encargó no mencionar a nadie [aparte] de la familia lo que nos dijo, ya que el mundo era tan inicuo que cuando llegaran a saber de estas cosas, tratarían de quitarnos la vida y tan pronto como él obtuviera las planchas, nuestros nombres serían expuestos como malvados por las personas.5

"A partir de ese momento", sigue narrando Lucy, "José continuó recibiendo instrucciones de vez en cuando".6 En este contexto, Lucy relató la manera en que José instruiría a su familia sobre asuntos relacionados con el Libro de Mormón el cual evidentemente oyó del ángel. Como se registra en su historia:

Durante nuestras conversaciones nocturnas, José ocasionalmente nos daba algunos de los más entretenidos recitales que se puedan imaginar: describía a los antiguos habitantes de este continente; sus vestimentas, modo de viajar y los animales sobre los que cabalgaban; sus ciudades y edificios, con sus particularidades; él describía su "método" de guerra y también su adoración religiosa. Aparentemente esto lo hacía con mucha facilidad, como si hubiera pasado su vida entera con ellos.7

Esta imagen de Lucy sobre el "joven [José proporcionando a su familia] relatos de los antiguos habitantes de las Américas representados en el Libro de Mormón",8 durante sus años formativos, ha creado cierta atención a aquellos que consideran a José como el autor del libro. En sus mentes, este informe es una evidencia que desde una edad temprana José fue bendecido con una mente creativa e imaginativa.9 Resumiendo la conclusión que algunas personas habían tomado de esta interpretación escéptica de este relato de Lucy, B. H. Roberts ha mencionado: “Estos recitales nocturnos no podrían venir de otra fuente más que de la imaginación vívida y constructiva de José Smith, un poder notable que lo asistió durante toda su vida”.10

Sin embargo, esta interpretación de la historia de Lucy está completamente en desacuerdo con su propio testimonio, así como también con el propósito en general de su historia. Lucy claramente expresa estos "recitales entretenidos" en un contexto donde José esta recibiendo instrucción de un ángel acerca de la publicación del registro. En su relato, esta realidad se da por sentada. Lucy nunca insinúa que su hijo era un historiador imaginativo con la familia. Más bien, la familia interpretó las historias de José como una señal de que verdaderamente fue inspirado por Dios.

"A nosotros se nos confirmó en la opinión", escribió Lucy, "de que Dios esta a punto de sacar a luz algo sobre lo que podíamos mantener nuestras mentes; o, que nos daría un conocimiento más perfecto del plan de salvación". Ella indicó que esto "causó [a la familia Smith] gran regocijo".11 De hecho, la palabra que Lucy utilizó para describir este tiempo fue "peculiar", ya que hasta ese momento su hijo, mientras "se dedicaba a mucha reflexión y profundo estudio", "nunca había leído la Biblia en el transcurso de su vida" y estaba menos inclinado al estudio de los libros que cualquier [hijo de los Smith]".12 Para Lucy, todo el asunto con el ángel y las planchas era una milagrosa realidad.

El mismo Profeta testificó en su historia de 1842 que además del ángel que le habló acerca de la venida del Mesías, "también estaba informado [por el ángel] concerniente a los habitantes aborígenes de este país y le mostró quienes eran y de dónde vinieron; un breve bosquejo de sus orígenes, progreso, civilización, leyes, gobiernos, de su rectitud e iniquidades y de las bendiciones de Dios siendo finalmente retiradas de ellos como pueblo". Así como su madre, el Profeta atribuyó el recibir esta información a sus experiencias visionarias con el ángel ("se me dio a conocer"), y no a una gran imaginación.13

Esto se ve reforzado por William Smith, el hermano menor de José, por un recuerdo dado más tarde en su vida. "[E]l ángel se apareció de nuevo a [José]" la mañana después de su primer encuentro en la noche del 21/22 de septiembre de 1823, William recordó, "y le dijo que reuniera a los de la casa de su padre y les comunicara las visiones que había recibido". Mientras William continuaba,

Él por consiguiente, nos pidió que fuéramos a la casa, ya que tenía algo que decirnos. Después de que todos estábamos reunidos, se levantó y nos dijo cómo fue que el ángel se le apareció; lo que le había dicho como se escribió anteriormente; y que el ángel también le había dado un breve relato de los habitantes que antes vivían en este continente, una historia completa de quienes él dijo, estaba grabada sobre algunas planchas que estaban escondidas y que el ángel prometió mostrarle.

Consistente con el recuerdo de Lucy, William describió cómo "toda la familia rompió en llanto y creyeron todo lo que había dicho". William fue firme en que, debido a que no había "disfrutado de las ventajas de una educación común", y por causa de su verdadero "carácter y disposición", José era incapaz de inventar tal historia. "Por lo tanto, [toda la familia], le creyó y con ansias esperó el resultado de su visita al cerro Cumorah, en busca de las planchas que contenían el registro del cual el ángel le había hablado".14

Wandle Mace, quien conoció a Lucy y José padre, recordó que Lucy le dijo cómo en sus reuniones familiares José "describía la apariencia de los nefitas, su modo de vestir y luchar, sus implementos de agricultura, etc., y muchas cosas más, [que] sucedieron en su visión". Según Mace, esto hizo que la familia Smith se regocijara. Él citó a Lucy como exclamando: "Verdaderamente, la nuestra era una familia feliz, aunque perseguida por predicadores... José había tenido una visión”.15 Al igual que el recuerdo de William, el recuerdo de Mace es claro, Lucy comprendió que el conocimiento de José sobre los antiguos nefitas provenía por revelación, no por su imaginación.

El porqué

Muchos que desacreditan el testimonio del profeta José Smith probablemente continuarán sospechando que la imaginación juvenil del profeta fue el origen del Libro de Mormón. Sea como fuere, el enfoque escéptico no puede adjudicar a Lucy Mack Smith o a otro miembro de la familia Smith, como sus partidarios.16 Las fuentes históricas existentes de los miembros de la familia Smith son precisas en su fe afirmativa en el reporte de José sobre sus encuentros angelicales. "La declaración de Lucy en contexto es la voz de un testigo viendo un milagro que sucede por medio del encuentro de José con Moroni y el Libro de Mormón", comentó un escritor. "[E]l toque serio e inspirador de su declaración", lamentablemente, a menudo es mal utilizado por otros que quieren convertir a José en "un narrador de entretenimiento que fue hábil en crear cosas, explicando de esta manera los orígenes del Libro de Mormón como el trabajo de la imaginación de José". Sin embargo, esta interpretación, no es "exactamente fiel a las declaraciones que Lucy realmente indicó".17

Además, el testimonio de Lucy sobre el llamamiento divino de su hijo fue compartido por el resto de la familia.18 William Smith recuerda a su propio hermano "a la edad de diecisiete años, con la preparación moral que había recibido de padres estrictamente piadosos y religiosos, no podría haber concebido la idea en su mente de inventar una historia fabulosa, como ver ángeles; relacionado con el descubrimiento de planchas de oro". Él insistió que "no había un solo miembro de su familia con la edad suficiente para diferenciar el bien del mal, sino que tenía confianza implícita en estas declaraciones hechas por [su] hermano José concerniente a su visión y, por lo tanto, el conocimiento que obtuvo con respecto a las planchas". 19

Además, incluso conociendo los pocos detalles sobre la cultura material, no habría ayudado mucho a José en producir el Libro de Mormón. En realidad se ha dicho muy poco en ese libro acerca de cosas como vestimenta, medios para viajar, animales, edificios en ciudades e implementos para la agricultura. Tal información por sí sola todavía está muy alejada de explicar la presencia de este libro de las Escrituras.

Por estas razones, la madre de José Smith no creía que su hijo pudiera haber escrito el Libro de Mormón. Lejos de poner en duda en la credibilidad de José, el testimonio consistente de Lucy sobre las "historias entretenidas" de su hijo, originadas de las instrucciones de Moroni, apoya la fe en las afirmaciones del Profeta.20

Otras lecturas

Book of Mormon Central en Español, “¿Cómo podemos saber qué creer sobre el carácter personal de José Smith?” KnoWhy 413 (Agosto 22, 2018).

Book of Mormon Central en Español, “¿Cómo puede fortalecernos el testimonio de Lucy Mack Smith del Libro de Mormón?” KnoWhy 379 (Junio 18, 2018).

Amy Easton-Flake y Rachel Cope, “A Multiplicity of Witnesses: Women and the Translation Process”, en The Coming Forth of the Book of Mormon: A Marvelous Work and a Wonder, editado por Dennis L. Largey, Andrew H. Hedges, John Hilton III y Kerry Hull (Provo, UT: Religious Studies Center; Salt Lake City: Deseret Book, 2015), 133–153.

 

  • 1. “Historical Introduction”, Lucy Mack Smith, History, 1844–1845.
  • 2. Lucy Mack Smith a William Smith, 23 de enero de 1845, citado en “Historical Introduction", Lucy Mack Smith, History, 1844–1845, gramática estandarizada.
  • 3. Sharalyn D. Howcroft, “A Textual and Archival Reexamination of Lucy Mack Smith’s History”, en Foundational Texts of Mormonism: Examining Major Early Sources, ed. Mark Ashurst-McGee, Robin Jensen y Sharalyn D. Howcroft (New York, NY: Oxford University Press, 2018), 289.
  • 4. Lucy Mack Smith, History, 1844–1845, bk. 3, pp. 10–11.
  • 5. Lucy Mack Smith, History, 1844–1845, bk. 3, p. 12, ortografía estandarizada.
  • 6. Lucy Mack Smith, History, 1844–1845, bk. 4, p. 1.
  • 7. Lucy Mack Smith, History, 1845, 87.
  • 8. Howcroft, “A Textual and Archival Reexamination of Lucy Mack Smith’s History,” 289.
  • 9. Véase, por ejemplo, I. Woodbridge Riley, The Founder of Mormonism (New York, NY: Dodd, Mead & Company, 1903), 120; Robert D. Anderson, Inside the Mind of Joseph Smith: Psychobiography and the Book of Mormon (Salt Lake City, UT: Signature Books, 1999), 73–74; David Persuitte, Joseph Smith and the Origins of The Book of Mormon, 2nd ed. (Jefferson, NC: McFarland, 2000), 17; Dan Vogel, Joseph Smith: The Making of a Prophet (Salt Lake City, UT: Signature Books, 2004), 51.
  • 10. B. H. Roberts, Studies of the Book of Mormon, ed. Brigham D. Madsen (Urbana and Chicago, IL.: University of Illinois Press, 1985), 244. Aunque se ha argumentado que Roberts perdió su testimonio, esta conclusión no se ve confirmada por la evidencia histórica. Por el contrario, sus esfuerzos para identificar e informar problemas planteados o incluso potenciales en el Libro de Mormón representan un análisis retórico serio que finalmente tuvo la intención de ayudar en la defensa del texto de las críticas. Véase John W. Welch, “B. H. Roberts: Seeker after Truth”, Ensign, marzo de 1986, 56–62; Truman G. Madsen, “B. H. Roberts after Fifty Years: Still Witnessing for the Book of Mormon”, Ensign, diciembre de 1983, 10–19; Truman G. Madsen, “B. H. Roberts and the Book of Mormon”, en Book of Mormon Authorship: New Light on Ancient Origins, ed. Noel B. Reynolds (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1982), 7–31.
  • 11. Lucy Mack Smith, History, 1845, 87.
  • 12. Lucy Mack Smith, History, 1844–1845, bk. 4, p. 1.
  • 13. “Church History”Times and Seasons 3, no. 9 (1 marzo de 1842): 707.
  • 14. William Smith, William Smith on Mormonism (Lamoni, IA: Herald Steam Book and Job Office, 1883), reimpreso en Dan Vogel, Early Mormon Documents (Salt Lake City, UT: Signature Books, 1996), 1:496, énfasis añadido.
  • 15. Wandle Mace, Autobiography, alrededor de 1890, reproducido en Vogel, Early Mormon Documents, 1:452, énfasis añadido.
  • 16. Véase por ejemplo Lucy Mack Smith, "Este Evangelio de alegres nuevas para todos", Conferencia General, 8 de octubre de 1845, reimpreso en At the Pulpit: 185 Years of Discourses by Latter-day Saint Women, ed. Jennifer Reeder y Kate Holbrook (Salt Lake City, UT: The Church Historian’s Press, 2017), 21–26.
  • 17. Jeff Lindsay, “Joseph the Amusing Teller of Tall Tales: Lucy Mack Smith’s Puzzling Statement in Perspective”, Mormanity Blog (abril 26, 2018).
  • 18. Véase Richard Lloyd Anderson, “The Early Preparation of the Prophet Joseph Smith”, Ensign, diciembre de 2005, 12–17; Richard Lloyd Anderson, “The Trustworthiness of Young Joseph Smith”, The Improvement Era, octubre de 1970, 82–89.
  • 19. William Smith, Notes, alrededor de 1875, reimpreso en Vogel, Early Mormon Documents, 1:485, ortografía estandarizada.
  • 20. Véase, además Book of Mormon Central en Español, “Cómo puede fortalecernos el testimonio de Lucy Mack Smith del Libro de Mormón?” KnoWhy  379 (Junio 18, 2018).