¿Cómo utilizó Cristo la cosmovisión profética nefita?
Octubre 15, 2020
KnoWhy #580
"Los cuatro escenarios de la cosmovisión profética nefita: La venida de Cristo, la dispersión de los judíos, el día de los gentiles y la victoria final. Imagen de Book of Mormon Central"
"Los cuatro escenarios de la cosmovisión profética nefita: La venida de Cristo, la dispersión de los judíos, el día de los gentiles y la victoria final. Imagen de Book of Mormon Central"
"Entonces levantarán la voz sus centinelas, y cantarán unánimes; porque verán ojo a ojo".

3 Nefi 20:32

El conocimiento

A medida que Nefi y su hermano menor Jacob establecieron los cimientos de la tradición profética nefita, parecen haber desarrollado y utilizado regularmente un contexto cuádruple (basado en la visión amplia de Nefi en 1 Nefi 11-14) para comprender e interpretar su lugar en el plan futuro de Dios, e interpretar las Escrituras. John W. Welch se ha referido a esto como la "Visión Profética Nefita" y ha identificado los cuatro escenarios de esta cosmovisión profética como:

  1. La venida de Cristo (véase 1 Nefi 11);
  2. Su rechazo y la dispersión de los judíos infieles y la casa de Israel (1 Nefi 12);
  3. El día de los gentiles (1 Nefi 13); y
  4. La restauración de Israel y la victoria final del bien sobre el mal (1 Nefi 14)1.

Según Welch, este patrón de cuatro escenarios influyó y dio forma a la selección e interpretación que Nefi y Jacob hicieron de los temas que citan de Isaías2.

Teniendo en cuenta este fundamento establecido, no es de sorprenderse que cuando Jesús vino y habló a los nefitas, también utilizó la cosmovisión profética nefita junto con las citas de Isaías para añadir “detalles, confirmaciones y cumplimientos a esta misma expectativa profética general”, ya que habría sido conocida entre el pueblo de la tierra de Abundancia3. En 3 Nefi 15-16 y 3 Nefi 20-25, el Salvador se basó en temas relevantes que se encuentran en la visión profética nefita, cuando citó a Isaías en su primer y segundo día en la tierra de Abundancia.

El día de los gentiles en 3 Nefi 15–16

En 3 Nefi 15, Jesús comenzó explicando que con Su venida y por medio de Su sacrificio, la ley de Moisés se cumplió y “las cosas viejas habían pasado, y que todas las cosas se habían vuelto nuevas” (3 Nefi 15:1-10). De esta manera, tocó brevemente el escenario 1 al enfatizar el cumplimiento y las implicaciones que Su venida tenía para las prácticas religiosas nefitas en el futuro.

Luego, Jesús explicó que el conocimiento acerca de los nefitas y el resto del Israel disperso se había ocultado de aquellos que estaban en Jerusalén, debido a su incredulidad (3 Nefi 15:11-16:3). Jesús también declaró que los nefitas eran parte de las “otras ovejas”, de las que solamente se hablaba un poco en el Nuevo Testamento (Juan 10:16).

Esa alusión al tema de la dispersión en el escenario 2, establece las bases para que el Salvador comentara detalladamente sobre el futuro “día de los gentiles”. En ese día, Jesús aseguró a su audiencia nefita que su registro, el Libro de Mormón, llegaría a los gentiles, muchos de los cuales serían bendecidos por su creencia en Cristo (3 Nefi 16:4-6). Sin embargo, finalmente la iniquidad prevalecería entre los gentiles incrédulos que “pequen contra [su] evangelio”. Serán como la sal que ha perdido su sabor y que es hollada bajo los pies (3 Nefi 16:7-15). Luego el Salvador citó Isaías 52:8-10 (3 Nefi 16:18-20)4.

La restauración de Israel y la victoria sobre el mal en los últimos días en 3 Nefi 20–25

En el segundo día del ministerio de Cristo entre los nefitas, Él volvió a la cosmovisión profética nefita y se enfocó extensamente en los eventos finales fundamentales del escenario 4. Tal como Welch resumió de manera efectiva:

[El Salvador] citó dos veces Isaías 52:7-8, acerca de los "atalayas" que alzarán sus voces en un día de plenitud y la manera en que Jesús será el mensajero principal que anunciará la liberación a los israelitas, y ellos sabrán cuán hermosos son sus pies. También citó todo Isaías 54 sobre el fin de los tiempos en que la mujer estéril o sin hijos (que simboliza la iglesia durante la gran apostasía) será consolada, se hará fructífera, y ampliará y adornará suntuosamente su tienda (o tabernáculo) con la descendencia (hijos) que heredará eternamente. Se presentan otros temas de la gloria y la edificación de Sion que pertenecen especialmente a los nefitas convertidos. Y concluyó citando a Malaquías 3-4 acerca de que la tierra no se perderá en su venida final5.

El porqué

Así como la identificación de este patrón aclara la cita e interpretación que Nefi y Jacob hacen de Isaías en los primeros años de la vivencia nefita, de la misma manera ofrece una visión y una mejor comprensión de las enseñanzas del Salvador en la tierra de Abundancia. Muestra que cuando instruía a los nefitas, el Salvador les “enseñó dentro del contexto tradicional de los cuatro escenarios de la cosmovisión profética nefita”6. Este patrón fue establecido por primera vez por el Señor mismo, cuando reveló el futuro a Nefi en cuatro fases específicas (1 Nefi 11-14). Dado que se había convertido en un patrón arquetípico utilizado por los profetas nefitas, tenía lógica que el Señor se basara nuevamente en ese patrón, para contextualizar Sus enseñanzas de una manera que fuera familiar para Su audiencia nefita, maximizando así su capacidad para comprender e interpretar Sus instrucciones correctamente.

Sin embargo, Él no se conformaba con enseñar este patrón de una manera rígida. Lo adaptó a las circunstancias actuales de su audiencia y a la información que era más urgente comunicarles. Tal como Welch señaló: “En el tiempo de 3 Nefi, los primeros dos de estos cuatro escenarios ya se habían cumplido”7. Como tal, Él solo habló brevemente de los escenarios 1 y 2, y lo hizo con el propósito de sentar las bases para sus enseñanzas acerca del escenario 3.

Él también espero hasta el segundo día, cuando “hablaba a un pueblo espiritualmente más preparado” para enfatizar el escenario 48. De acuerdo con Welch “está claro que Jesús enseñó a aquellos que necesitaban saber, una vez que estuvieran espiritualmente preparados para comprender estos temas sublimes”9. En ese contexto, el Salvador esperaría justificadamente que su audiencia pudiera entender lo que estaba hablando, aún cuando percibía que eran "débiles" y que no podían comprender inmediatamente todas las palabras que “el Padre [le] ha[bía] mandado [hablar]” (3 Nefi 17:2).

Por lo tanto, después de haber citado Isaías 52, Jesús les dio la tarea de “i[r] a [sus] casas, y medita[r] las cosas que [había] dicho” (3 Nefi 17:3). Mientras reflexionaban, probablemente recordaron otros momentos de su historia en los que profetas como Nefi (véase 1 Nefi 13:37 ; 22:10–11); y Abinadí (Mosíah 12:21–24; 15:29–31) habían citado y explicado ese texto de Isaías. Luego Jesús les aseguro que, al pedir al Padre en el nombre de Cristo ellos podrían “entender y prepara[rse]" para todo lo que Jesús diría al día siguiente sobre ese pasaje fundamental de la profecía (véase 3 Nefi 20:34-35, 41-45; 21:29) y más.

Por lo tanto, reconocer cómo el Salvador utilizó y adaptó un contexto familiar nefita para interpretar las Escrituras, ayuda a los lectores a comprender mejor lo que Jesús enseñó al pueblo ese día y por qué. También aclara cómo enseñó el Salvador, ilustrando métodos de instrucción que las personas pueden aplicar hoy en día en muchas ocasiones para mejorar el aprendizaje del evangelio basado en las palabras reveladas de Dios.

Otras lecturas

John W. Welch, “Getting through Isaiah with the Help of the Nephite Prophetic View”, en Isaiah in the Book of Mormon, ed. Donald W. Parry y John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 1998), 19–45.

Dana Pike, “‘How Beautiful upon the Mountains’: The Imagery of Isaiah 52:7–10 and Its Occurrences in the Book of Mormon”, en Isaiah in the Book of Mormon, ed. Donald W. Parry y John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 1998), 266–271.

John W. Welch, John W. Welch Notes (Springville, UT: Book of Mormon Central, 2020), 997–998.